Contenido principal

Sernac denuncia a Reebok por zapatillas "mágicas"

La empresa llegó a un acuerdo en Estados Unidos para reembolsar a los consumidores por la publicidad engañosa de las zapatillas tonificantes. El SERNAC considera este hecho como una prueba de que sus promesas no son comprobables.

29 de septiembre de 2011

La empresa llegó a un acuerdo en Estados Unidos para reembolsar a los consumidores por la publicidad engañosa de las zapatillas tonificantes. El SERNAC considera este hecho como una prueba de que sus promesas no son comprobables.

  • "Los consumidores chilenos merecen la misma protección", indicó el Director del SERNAC, Juan Antonio Peribonio.
  • El anuncio de que la empresa Reebok pagará 25 millones de dólares en reembolsos a los consumidores en Estados Unidos, tras ser acusada de usar publicidad engañosa respecto a las zapatillas tonificantes, sirvió al SERNAC como prueba para presentar una denuncia a la Justicia considerando que estos productos también se venden en Chile.
  • La Comisión Federal de Comercio (FTC) de EE.UU., informó que el acuerdo prohíbe a Reebok efectuar declaraciones no comprobables respecto a que las zapatillas EasyTone y RunTone fortalecen y tonifican los músculos de las piernas y los glúteos.
  • En Chile, también se publicitan estas zapatillas, especialmente en la web, con la promesa de mejoras físicas, por lo que el SERNAC decidió denunciar a la empresa a la Justicia considerando que lo que ha ocurrido en Estados Unidos es un precedente para corroborar que existe publicidad engañosa por una promesa no comprobable.
  • Recordemos que el SERNAC ha estado haciéndole la guerra a los productos milagro luego de que la semana pasada el SERNAC denunciará a la Justicia a Falabella TV y A3D por no comprobar sus promesas e inducir a error o engaño a los consumidores en la publicidad de 25 productos "milagro" ofrecidos en infomerciales.
  • Para el Director del SERNAC, Juan Antonio Peribonio, la Ley del Consumidor es clara y las empresas no pueden llegar y prometer sin tener pruebas de que lo que se ofrece es real. La publicidad debe ser verdadera, comprobable y nunca inducir a error o engaño a los consumidores.
  • Si una empresa promete que un producto permite bajar de peso, tonificar o mejorar la salud, debe poder comprobarlo pues "los consumidores compran un producto confiando en las promesas de las empresas y es inaceptable que se juegue con esa confianza", señala la autoridad.
  • Peribonio subraya que las acciones judiciales buscan ser una señal para todas las empresas pues es necesario elevar el estándar en materia de publicidad con las mismas exigencias que existen en otros países pues "los consumidores chilenos merecen la misma protección". Indica que ello es especialmente relevante considerando que en este tipo de compras los consumidores sólo tienen la publicidad para comparar, mientras las empresas cuentan con la información de las características reales de sus productos.
  • En este caso la empresa arriesga multas que pueden llegar hasta las 750 UTM (cerca de $28 millones) y el juez podrá determinar incluso la suspensión de las emisiones publicitarias.
  • El SERNAC analizará otras marcas que puedan estar haciendo publicidad similar y tomará las acciones que correspondan.


Características de los productos "milagro"

  • Los denominados productos "milagro" se caracterizan por el uso ilimitado de publicidad que suele ser muy alejada de la realidad incluyendo promesas "demasiado buenas para ser verdad", exagerando las propiedades de los productos y usando mensajes que apelan a la autoestima. Por ejemplo, bajar de peso sin ningún esfuerzo físico pese a que los especialistas en nutrición recomiendan seguir una dieta balanceada y realizar ejercicios en forma diaria.
  • La publicidad de estos productos se caracteriza por presentar frases absolutas del tipo "el único producto que lo hará bajar de peso en dos días" y generalmente ofrecen un regalo asociado a la compra.
  • Asimismo, informan a través de supuestos especialistas, personajes famosos y de consumidores que dicen haber probado los productos para darle credibilidad al mensaje, testimonios absolutamente imposibles de comprobar por parte del consumidor.
  • También citan fuentes científicas como laboratorios, organismos certificadores y estudios para sostener sus promesas y muestran imágenes que evidencian un antes y un después de consumir dichos productos.
  • Muestran resultados increíbles en pocas semanas como pérdida de peso, recuperación de pelo, despigmentación de la piel, sólo con la ayuda del producto promocionado y sin advertir que hay factores individuales que pueden influir en su efectividad.


Recomendaciones

  • Es importante siempre evaluar críticamente la publicidad y no tentarse por promesas que parecen demasiado buenas para ser verdad. Es importante que no se deje llevar por falsas promesas publicitarias y se asesore por un especialista si necesita bajar de peso o conseguir resultados que tengan relación con su salud.
  • En compras hechas a distancia (teléfono, Internet, catálogos, televisión etc.), el consumidor tiene un plazo de 10 días para retractarse desde que recibió el producto. Si la empresa no envía una confirmación escrita del contrato, el plazo de retracto se extiende a 90 días.
  • Siempre lea y siga las instrucciones de uso y advertencias del producto, especialmente si se trata de adelgazantes que se deban ingerir. Cualquier irregularidad en el registro o autorización de venta debe ser denunciada al ISP que es el organismo encargado de fiscalizar en esta materia o acuda al SERNAC si se está cometiendo una posible infracción a la ley del consumidor por ejemplo, en materia de publicidad o derecho a retracto.
  • Es su derecho que la información que se consigne en los productos o en su publicidad, sea posible de comprobar y no lo induzca a engaño como consumidor.
  • La empresa debe informar de cualquier potencial riesgo y entregar las indicaciones necesarias para un uso seguro de los productos.

Archivos para descargar

Dirección externa

Galería

Tags

Mercados: Calzado

Tipo de producto: Calzado

Reclamar
LLámame