Contenido principal

SERNAC entrega recomendaciones al comprar o arrendar camas elásticas infantiles

No se aconseja su uso para niños muy pequeños ni bebés, siendo los menores de seis años los más expuestos a fracturas y dislocaciones.

04 de octubre de 2018

SERNAC entrega recomendaciones al comprar o arrendar camas elásticas infantiles

Con el fin de entregar recomendaciones al momento de comprar o arrendar camas elásticas infantiles para entretención, el SERNAC realizó un reporte que incluyó información acerca de las características del producto, funcionamiento, datos de accidentabilidad y el marco legal.

Las camas elásticas se componen de una estructura rígida, generalmente de metal, a veces con piezas plásticas, que sirven de soporte; con componentes elásticos (parte blanda) que puede combinar tela (lona) y plástico. Su funcionamiento consiste en repetir saltos y rebotar aprovechando la elasticidad que permite la lona.

Se originaron alrededor de 1940, como herramienta de entrenamiento para deportistas y posteriormente para adiestramiento militar, ya en la década del 90 se adapta su uso para fines de entretenimiento o recreación, con foco en menores de edad.

Hoy en día, se encuentran en ferias infantiles, parques de diversiones, atracciones en la playa, fiestas costumbristas, cumpleaños infantiles y diversos tipos de eventos.

Además, su venta se ha masificado, siendo posible encontrarlas en supermercados, retail y ventas por internet. Su precio ha ido disminuyendo a través de los años, variando entre los $59.990 y los $399.990, mientras que su valor de arriendo, es alrededor de $20 mil por 3 horas.

Datos de accidentabilidad

Las camas elásticas pueden ser riesgosos para los niños, donde no son poco habituales los accidentes a nivel mundial. Los menores de seis años son los más expuestos a fracturas y dislocaciones.

Los accidentes más peligrosos son cuando el niño realiza volteretas, vueltas de carnero, saltos mortales y caídas, ya que aumentan el riesgo de lesiones en cuello y cabeza (espina cervical), con potencial daño permanente.

Según los datos registrados en el marco del proyecto de accidentabilidad que mantiene el SERNAC con el Servicio de Atención de Urgencias del Hospital Luis Calvo Mackenna vigente desde el año 2013, los casos asociados a camas elásticas son los siguientes:

Año Camas elásticas
2013 7
2014 81
2015 47
2016 72
2017 59
Total 266

Factores que inciden en un mayor riesgo en las camas elásticas

  • Edad, peso y cantidad de usuarios utilizando el juego de forma simultánea.
  • Estabilidad del terreno.
  • falta o falla en las medidas de protección.
  • Falta o poca supervisión.

Se observa, además, que, en el evento de un incidente, las lesiones más frecuentes son esguinces y fracturas en las extremidades, y lesiones en cabeza y cuello, las que pueden llegar a ser permanentes.

Recomendaciones

Es importante que los consumidores tomen en cuenta una serie de consejos al momento de arrendar, comprar y usar las camas elásticas, pensando siempre en la seguridad de los niños.

Compre en el comercio formal y exija su boleta. La boleta es su garantía y el respaldo de las características de calidad y seguridad de los productos.

Lea atentamente la etiqueta del producto y fíjese que esté rotulado en idioma castellano, de forma clara y legible, y figurar el nombre o la marca del fabricante, importador o responsable de la venta, así como las instrucciones y advertencias de uso.

Consulte por las condiciones de contratación y/o arriendo.

Revise en detalle instructivos y advertencias adjuntas al producto, y siga las indicaciones.

Los menores de 6 años deben utilizar camas elásticas de acuerdo a su peso y estatura.

Las camas elásticas no son recomendables para niños muy pequeños ni bebés.

No permita que los niños/as den volteretas o vueltas de carnero, o que trepen la red perimetral.

Las camas deben ser localizadas en terrenos planos, en un área libre, lejos de obstáculos como árboles, puertas, portones, cercos, mobiliario de jardín, incluso otros juegos como columpios.

Prefiera superficies llanas y blandas, esto permitirá que se absorban los impactos, tales como pasto o césped, virutas de madera, arena o material acolchado, como alfombras de goma eva, etc. Si no tiene alternativas, y la superficie es dura (cemento o tierra compacta) coloque colchonetas y red de protección.

Corroborar que no existan agujeros en la cama elástica o su superficie, donde los niños puedan enganchar sus dedos, cabello o accesorios de la ropa (cordones, tirantes, cierres).

Debe tener una red perimetral para evitar caídas fuera de ella, y con esto, que el niño/a se golpee contra el suelo.

La cama debe tener una puerta que controle el acceso. La puerta debe permanecer cerrada cuando la cama no se esté ocupando, y cuando no esté presente algún adulto supervisor.

Prohibir la inclusión de escaleras laterales. Esto tiene por objeto restringir el uso a menores que no puedan subir por su cuenta. La presencia de una escalera da acceso a los más pequeños sin supervisión de adulto. Esto es especialmente importante en menores de 6 años.

Las camas deberían ser descartadas si sus partes o piezas no están disponibles ni pueden ser reemplazadas en el mercado, o si sus piezas están dañadas.

Cerciórese que el marco esté acolchado. Debe existir una extensa capa de relleno o acolchado para la superficie de la cama elástica. Toda conexión y accesorio metálico debe quedar cubierto (muelles, ganchos, resortes y marco).

Situación en Chile

Respecto a materias normativas y regulatorias, a nivel mundial, encontramos varias normas internacionales (ASTM), europeas (EN), y de países específicos (como Australia y Nueva Zelanda). Sin embargo, a nivel nacional (Chile), no existe normativa específica.

Asimismo, en cuanto a la venta y arriendo para este tipo de productos no siempre se encuentra información o advertencias de seguridad suficientes.

En este contexto, es que el SERNAC llama a los consumidores a informarse acerca de los riesgos de este tipo de juegos y a tener en cuenta las recomendaciones entregadas, a comprar y/o arriendar en el comercio formal y exigir su boleta. La boleta es su respaldo ante cualquier evento, a consultar por las condiciones de contratación y/o arriendo, a consultar sobre los riesgos de las camas elásticas o trampolines y enseñar las medidas de seguridad a los niños, y a supervisarlos permanentemente durante su uso.

Es importante destacar que estos juegos pueden ser más seguros si los riesgos se gestionan adecuadamente y se siguen las indicaciones señaladas anteriormente.

Si ha tenido algún incidente con este tipo de servicios, los usuarios pueden escribir a la dirección seguridaddeproductos@sernac.cl

Archivos para descargar

Dirección externa

Galería

Tags

Tipo de producto: Juegos infantiles incluye bicicletas

Reclamar
LLámame