Contenido principal

Condenan a Cecinas San Jorge por vender paté con metal y negar derechos a consumidor afectado

La Justicia condenó a cecinas San Jorge al pago de una indemnización de $ 1 millón 800 mil a un consumidor que sufrió la fractura de dos piezas dentales tras comer un sándwich preparado con […]

19 de abril de 2013

La Justicia condenó a cecinas San Jorge al pago de una indemnización de $ 1 millón 800 mil a un consumidor que sufrió la fractura de dos piezas dentales tras comer un sándwich preparado con un paté que contenía un trozo de metal.

Fractura de dos piezas dentales e intenso dolor fue lo que sufrió un consumidor luego de ingerir un sándwich que se había preparado con un paté de jamón producido por la empresa de cecinas San Jorge.

Luego de ocurrido el terrible incidente, el consumidor informó a la empresa con la esperanza que se hicieran responsables de lo ocurrido.

San Jorge le indicó al consumidor que fuera al dentista y pidiera un presupuesto, pero al momento de responder y pagar el valor del tratamiento, la empresa simplemente no lo hizo.

Tras esto, el consumidor concurrió ante la autoridad sanitaria para que analizaran la muestra del producto, y además ante el SERNAC, para que la empresa le diera alguna respuesta. Ante la nueva negativa de San Jorge, el organismo denunció el hecho ante el Primer Juzgado de Policía Local de Pudahuel.

Indagaciones para determinar responsabilidad

En el tribunal, nuevamente la empresa rechazó su responsabilidad, por cuanto no se podía acreditar que el trozo de metal efectivamente estuviera dentro del producto, y que lo que el consumidor buscaba un enriquecimiento ilícito con esta denuncia.

Entre los antecedentes considerados por el tribunal estuvo un informe emitido por la Seremi de Salud, el cual determinó que el elemento metálico es compatible con el sello del paté adquirido por el consumidor.

Además, el tribunal realizó dos inspecciones al establecimiento donde se elaboró el paté, pudiéndose constatar que había algunas piezas de paté envasadas por defectos en sus cierres, tales como presencia de cierres metálicos en algunos de sus extremos, lo que le hizo concluir al juez que efectivamente en casos aislados podrían venir al interior de la pasta elementos que afecten la seguridad en el consumo.

Tomando en consideración estos elementos, el tribunal condenó a la empresa al pago de una indemnización para el consumidor cercana a $1 millón 800 mil y a su vez, al pago de una multa de 6 UTM (alrededor de $ 250 mil).

Con la salud y seguridad de productos no se juega

Para el SERNAC este fallo confirma que con la salud y seguridad de los consumidores no se juega, en especial si se trata de la seguridad al consumir alimentos.

Los consumidores tienen derecho a poder disfrutar de los alimentos sin miedo a que éstos puedan dañar su salud.

Las empresas tienen que tomar todas las medidas necesarias para garantizar que los alimentos sean seguros y no arriesguen la salud de los consumidores.

Cuando un consumidor detecta un cuerpo extraño o alguna irregularidad en el alimento, debe acudir a la Autoridad Sanitaria para que investigue y ordene los sumarios sanitarios correspondientes, para obtener un diagnostico de la muestra y para gestionar, cuando ello lo amerite, una inspección al expendio de alimentos. Esto le permitirá al consumidor obtener las pruebas para exigir su derecho a indemnizaciones en tribunales.

Notas relacionadas

Archivos para descargar

Dirección externa

Galería

Tags

Mercados: Alimentos

Lugar de Chile: Región Metropolitana de Santiago

Reclamar
LLámame