Contenido principal

Condenan a automotora por vender auto que salió malo

La Justicia condenó a la automotora Rosselot de Linares al pago de una indemnización de $1.500.000 a una consumidora por vender un auto nuevo que falló a días de ser comprado.

23 de mayo de 2012

La Justicia condenó a la automotora Rosselot de Linares al pago de una indemnización de $1.500.000 a una consumidora por vender un auto nuevo que falló a días de ser comprado.

El caso

  • Una consumidora linarense compró en la automotora Rosselot ciudad un automóvil nuevo marca Chery, pagando $4.290.000.
  • Sin embargo, a los pocos días de uso el vehículo empezó con algunos ruidos extraños en la dirección al virar a la derecha, por lo que la afectada decidió llamar al vendedor para pedirle explicaciones.
  • El vendedor le señaló a la consumidora que ingresara el auto al servicio técnico para ser reparado. Tras algunos arreglos el vehículo funcionó correctamente, pero esto no duraría mucho, pues durante la tarde del mismo día comenzó con el mismo problema.
  • Este problema se repitió tres veces, por lo que la consumidora decidió acudir al SERNAC en busca de una solución.
  • El organismo realizó una mediación donde la empresa no presentó una propuesta de solución favorable, por lo que la afectada decidió exigir sus derechos ante la justicia, denunciando el caso al Juzgado de Policía Local de Linares, instancia donde el Servicio se hizo parte.

En el tribunal

  • Rosselot se defendió señalando que actuó de acuerdo a los estándares de atención de la marca, tanto en su reparación como en la calidad del servicio a que les obliga la garantía.
  • La empresa agregó que el ruido que tenía el vehículo era normal en todos los modelos de esta marca, y si bien en algún momento éste fue mayor de lo normal, finalmente el problema se solucionó en el taller, en cumplimiento de la garantía y sin costo para la clienta.
  • Tras analizar los antecedentes, el tribunal determinó que la empresa cometió infracción a la Ley del Consumidor al vender un vehículo que falló recién adquirido.
  • Finalmente, el juzgado condenó a Rosselot al pago de una indemnización de $1.500.000 por los daños patrimoniales provocados a la consumidora afectada. Asimismo, le aplicó una multa de 10 U.T.M. (cerca de $400 mil)
  • El Director Regional del SERNAC, Robert Fletcher, explicó que este fallo confirma que los consumidores tienen derecho a que los productos sean de calidad y no arriesguen su seguridad.
  • En el caso de los vehículos nuevos, las automotoras habitualmente ofrecen una garantía voluntaria que alarga ese plazo por 5 años o 100 mil km, pero suelen establecer ciertas condiciones como una primera revisión en los servicios técnicos autorizados, agregó la autoridad.
  • Por otra parte, si un automóvil nuevo presenta daños que hacen que su funcionamiento no sea el que se esperaba al momento de comprar, aunque éste sea reparado de acuerdo a las condiciones de la garantía voluntaria, el consumidor puede exigir la indemnización de los daños que estas fallas produzcan.

Archivos para descargar

Dirección externa

Galería

Tags

Reclamar
LLámame