Contenido principal

Condenan a multitienda por caída de maniquí que golpeó a consumidora

La Justicia condenó a Paris al pago de una indemnización de $800 mil a una clienta tras sufrir un fuerte golpe producto de la caída de un maniquí, hecho que también afectó a sus hijos.

17 de abril de 2012

La Justicia condenó a Paris al pago de una indemnización de $800 mil a una clienta tras sufrir un fuerte golpe producto de la caída de un maniquí, hecho que también afectó a sus hijos.

  • Lucila Guerrero se disponía a pagar una cuenta en la tienda Paris de la ciudad de Talca cuando de repente siente un fuerte golpe en la cabeza que le provocó un desmayo producto de la caída de un maniquí. La estructura también afectó a dos de sus hijos de 4 y 6 años de edad que estaban a su lado.
  • Tras el accidente nadie de la tienda concurrió a ayudarle. Fue otra clienta quien llamó la ambulancia, la cual demoró alrededor de 30 minutos en llegar. Durante todo ese tiempo la consumidora estuvo sentada en un banco, mientras que los funcionarios de la tienda sólo se preocuparon de recoger la estructura.
  • Finalmente la consumidora fue traslada al hospital de Talca, donde se le diagnosticó un TEC, mientras que a sus hijos sufrieron erosiones en la mano y en la cervical. Tras el paso de algunos días la consumidora tuvo vómitos y mareos, por lo que tuvo que visitar a un doctor especialista, quien le ordenó hospitalizarse.
  • Ante lo que consideró una injusticia, principalmente porque la empresa no se preocupó por su estado de salud, la consumidora denunció el hecho ante el Primer Juzgado de Policía Local de Talca, causa en la que el SERNAC Regional se hizo parte.

En el juicio

  • La empresa se defendió de las acusaciones señalando que los maniquís de la tienda cumplen con todas las medidas de seguridad y que la caída de la estructura se produjo por la manipulación de los propios hijos de la consumidora.
  • La multitienda agregó además que se hicieron cargo de los gastos médicos, los que alcanzaron una cifra cercana a los $400 mil. Añadió que si bien no fue su responsabilidad la ocurrencia del accidente, asumió ese costo por tratarse de una política de la empresa de ayudar a sus clientes.
  • Sin embargo, tras analizar los antecedentes, el tribunal determinó que Paris actuó con descuido y negligencia al no tomar los resguardos necesarios que hubiesen permitido evitar el accidente, con lo que puso en peligro la seguridad e integridad de los clientes de la tienda.
  • El tribunal agregó que la consumidora afectada y sus hijos se encontraban supuestamente en un lugar seguro y resguardado, no obstante, sufrieron este accidente que les provocó lesiones, lo que debe haber sido una situación traumática para cada uno de ellos. Finalmente el juzgado condenó a Paris al pago de una indemnización de $800 mil de indemnización por los daños ocasionados.
  • Para el Director Regional del SERNAC, Robert Fletcher, este fallo confirma el derecho básico de los consumidores a que sus compras sean seguras. "Las empresas tienen la obligación de tomar todas las medidas para que los consumidores no sufran daños en sus locales de venta. Esto es, por ejemplo, contar con pisos antideslizantes, preocuparse de que las instalaciones no representen riesgos para quienes circulan, que los maniquíes y repisas estén fijos, que el piso esté seco, que existan salidas de emergencia, y que existan instrucciones claras de seguridad", dijo.
  • En caso de ocurrir un accidente, las empresas tienen la obligación de tomar todas las medidas para que el consumidor reciba atención adecuada y oportuna, lo que no ocurrió en este caso. Y si los consumidores sufren algún daño tienen derecho a ser indemnizados, finalizó la autoridad regional.

Archivos para descargar

Dirección externa

Galería

Tags

Reclamar
LLámame