Contenido principal

Condenan a taller por no reparar adecuadamente vehículo

La Justicia sentenció al taller Lubricantes Pigatti al pago de una indemnización de $700 mil a un consumidor por no haber cumplido con la reparación de un vehículo, tal como lo había prometido.

27 de enero de 2012

La Justicia sentenció al taller Lubricantes Pigatti al pago de una indemnización de $700 mil a un consumidor por no haber cumplido con la reparación de un vehículo, tal como lo había prometido.

  • Sigfrido Valdebenito llevó su taxi colectivo al taller Lubricantes Pigatti de Talca para que se lo arreglaran tras una falla, donde se comprometieron a arreglarlo en un tiempo breve.
  • Según el diagnóstico inicial, para solucionar el problema se debía rectificar la culata y cambiar algunas válvulas, entre otros trabajos.
  • El consumidor, en la medida que avanzaba el trabajo iba entregando dinero para los repuestos y mano de obra, sumando finalmente $390 mil. Sin embargo, una vez que entregó el monto acordado, la persona encargada de hacer el trabajo empezó a tramitar al consumidor con diversas evasivas.
  • Tras ir a reclamar al taller, el consumidor fue insultado y luego expulsado del lugar por el trabajador. A los días recibió un llamado telefónico de la persona que lo había maltratado, pidiéndole disculpas y solicitándole más dinero para concluir el trabajo.
  • Una vez arreglado el vehículo, el afectado volvió a trabajar, pero nuevamente tuvo la misma falla. Al llevarlo a otro taller, le explicaron que algunos repuestos que supuestamente habían sido reemplazados por nuevos, sólo habían sido reparados.
  • Tras enterarse de lo sucedido, el trabajador que había realizado el trabajo en el taller Lubricantes Pigatti fue a la casa del consumidor para revisar nuevamente el vehículo, pero tras hacerle algunos chequeos, le provocó más daños, teniendo el consumidor que incurrir en gastos extras para arreglarlo.
  • Aburrido de las negligencias del taller, el consumidor decidió exigir sus derechos ante la justicia, denunciando el hecho ante el Segundo Juzgado de Policía Local de Talca.
  • En la justicia, Lubricantes Pigatti se defendió de las acusaciones, señalando que el consumidor acordó con un mecánico la reparación del vehículo, pero que este trabajador no era funcionario del taller, por lo que no se pueden hacer responsables por un trabajo en que no se cumplió a cabalidad con lo comprometido.
  • El tribunal, tras analizar los antecedentes, entre ellos un documento del Servicio de Impuestos Internos (SII) donde la empresa se comprometía a reparar el vehículo, pudo concluir que en este caso se produjo un deficiente servicio de reparación del automóvil.
  • Finalmente, el tribunal condenó al taller Lubricantes Pigatti al pago de una indemnización de $700 mil al consumidor por los daños que padeció. Asimismo, le aplicó una multa al taller de 10 U.T.M. (cerca de $400 mil) por haber infringido la Ley del Consumidor al no realizar un trabajo de acuerdo a lo comprometido, causando con esto perjuicio al afectado.
  • Para el Director Regional del SERNAC, Robert Fletcher, este fallo confirma que los consumidores tienen derecho en materia de reparación de automóviles cuando contratan en el comercio establecido, entre ellos, a conocer el presupuesto antes de contratar y a que éste se respete; a se usen los repuestos adecuados y se informe si son refaccionados o alternativos; a conocer la garantía del servicio que no puede ser menos de 30 días.
  • Cuando la empresa hace un mal trabajo, los consumidores pueden exigir la reparación e indemnización adecuada y oportuna de todos los daños morales y materiales de los que hubiese sido víctima, tal como sucedió en este caso, enfatizó la autoridad regional.

Archivos para descargar

Dirección externa

Galería

Tags

Reclamar
LLámame