Contenido principal

Condenan a automora Gildemeister por vender auto en mal estado

La Justicia condenó a la automotora Gildemeister al pago de una indemnización de más de $2 millones a un consumidor por venderle un auto que salió malo y negarle el cambio.

09 de noviembre de 2011

La Justicia condenó a la automotora Gildemeister al pago de una indemnización de más de $2 millones a un consumidor por venderle un auto que salió malo y negarle el cambio.

  • La Justicia condenó a la automotora Gildemeister al pago de una indemnización de más de $2 millones a un consumidor por venderle un auto que salió malo y negarle el cambio, pese a que una de las reiteradas fallas provocó un accidente en plena marcha.

  • José Fernández, un consumidor Puentealtino, compró un auto nuevo, marca SMA, en la sucursal del Mall Plaza Tobalaba de la tienda Gildemeister.
  • Sin embargo, casi a los dos meses el automóvil falló, el motivo, una descarga de combustible. Tras comunicarse con la empresa, ésta retiró el vehículo para ser reparado, siendo devuelto 15 días después.
  • Luego de casi dos semanas el vehículo volvió a fallar. Sin embargo, esta vez el problema fue más grave pues se produjo cuando el consumidor conducía el vehículo. El afectado recuerda que repentinamente se sintió un fuerte olor a bencina, bloqueándose el volante, lo que provocó que chocara contra el faldeo de un cerro.
  • Tras estos hechos, el consumidor pidió a la empresa el cambio del vehículo, pero sólo le ofrecieron repararlo nuevamente, lo que no le dio ninguna confianza al afectado, pues ya había sido reparado en dos ocasiones y no se había resuelto el problema.
  • Ante la negativa de la empresa, finalmente el consumidor decidió exigir sus derechos ante la justicia, denunciando el hecho ante el Segundo Juzgado de Policía Local de Puente Alto.

En el juicio

  • En el juicio Gildemeister se defendió explicando que como empresa cumplieron con todas sus obligaciones, esto es realizar las reparaciones del vehículo en el servicio técnico, de forma oportuna y eficiente, sin costo para el consumidor y con cargo a la garantía del fabricante.
  • Sin embargo, tras analizar los antecedentes, el tribunal consideró que si bien la empresa asumió las revisiones y reparaciones de las fallas presentadas por el vehículo sin que el afectado tuviera que pagar por ello, éstas fueron "incompletas y deficientes", toda vez que el vehículo ingresó en más de una oportunidad por la misma falla, y aún así no se ha resuelto el problema, esto según un informe pericial que se presentó en el proceso judicial.
  • Esta situación, agregó el juzgado, le ha generado daño al consumidor, pues hizo un esfuerzo económico para comprar un auto nuevo, con el propósito justamente de evitar deficiencias que son propias de un vehículo de segunda mano.
  • Finalmente, el tribunal condenó a Gildemeister al pago de una indemnización de $2.112.836 al consumidor por los perjuicios sufridos. Asimismo, le aplicó una multa a la empresa de 20 U.T.M. (cerca de $800 mil) por haber infringido la Ley del Consumidor.

Este fallo confirma

  • Que los consumidores tienen derecho a que los productos sean de calidad, por lo que, si un vehículo nuevo presenta fallas, la empresa debe responder por los eventuales daños que éstas provoquen.
  • Hay que recordar que todo producto nuevo tiene una garantía legal de tres meses desde la fecha de la compra que permite que los consumidores puedan optar por la devolución del dinero, la reparación, o el cambio por otro producto.
  • En el caso de los vehículos nuevos, las automotoras habitualmente ofrecen una garantía voluntaria que alarga ese plazo por 5 años o 100 mil km, pero suelen establecer ciertas condiciones en la póliza como la reparación en servicios técnicos autorizados.
  • No obstante, si el vehículo tras esa primera reparación vuelve a fallar, los consumidores tienen derecho a ejercer las opciones de la garantía legal. Esto es, el cambio, reparación o la devolución de lo pagado, tal como lo han confirmado los tribunales en varios casos.
  • Por otra parte, si un automóvil nuevo presenta daños que hacen que su funcionamiento no sea el que se esperaba al momento de comprar, aunque este sea reparado de acuerdo a las condiciones de la garantía voluntaria, el consumidor puede exigir la indemnización de los daños que estas fallas produzcan.

Archivos para descargar

Dirección externa

Galería

Tags

Mercados: Bombas de bencina

Reclamar
LLámame