Contenido principal

Condenan a local por vender productos en mal estado

La justicia condenó a la propietaria de un local de una feria libre por vender almejas en mal estado.

20 de enero de 2011

La justicia condenó a la propietaria de un local de una feria libre por vender almejas en mal estado.

  • Este fallo confirma que los locales que venden alimentos deben tener los más altos estándares de calidad, ya que cualquier negligencia puede poner en juego la salud de los consumidores.

El caso

  • Alberto Gutiérrez compró dos kilos de almejas en un local de una feria libre ubicada en la comuna de Padre Hurtado de Santiago, pagando $1.200. Sin embargo, al llegar a la casa se encontró con la desagradable sorpresa que éstas se encontraban en mal estado.
  • Tras los hechos, Carabineros de la tenencia de Santa Rosa de Chena incautó cerca de 40 kilos de almejas desde el local de la denunciada, las que se encontraban en el mostrador sin refrigeración y aparentemente en mal estado.
  • Al sentir que sus derechos habían sido vulnerados como consumidor debido a las consecuencias que pudo haber tenido en su salud la ingestión de estos alimentos, el afectado decidió denunciar el hecho ante el Juzgado de Policía Local de la comuna de Padre Hurtado.

En el juicio

  • María Inés Castillo, la dueña del local, reconoció la venta de las almejas, agregando que el día del incidente fue cerca de las 06:00 horas al terminal pesquero situado en Américo Vespucio Sur, donde adquirió los mariscos que posteriormente puso a la venta.
  • Tras analizar los antecedentes, el tribunal señaló que la dueña del local infringió la Ley del Consumidor por actuar negligentemente y entregar un servicio de mala calidad al consumidor afectado. Finalmente el juzgado condenó a la comerciante María Inés Castillo al pago de una multa de 1,5 U.T.M. (cerca de $60 mil).
  • Este fallo confirma que las empresas y locales tienen la obligación de ser profesionales en la producción y entrega de sus productos, y por lo tanto deben mantener los más altos estándares de calidad. Esto es especialmente relevante cuando se trata de alimentos, ya que cualquier negligencia puede poner en juego la salud de los consumidores.
  • Asimismo, la sentencia ratifica que los consumidores tienen derecho a adquirir productos alimenticios con la confianza de que no producirán daño a su salud. Las carnes y los mariscos son productos especialmente sensibles, por lo que las empresas que los venden deben ser responsables en su mantención y entrega.

Consejos

  • Si un consumidor detecta una irregularidad en algún alimento, lo primero que debe hacer es la denuncia a la autoridad sanitaria competente que tras una investigación determinará los sumarios o sanciones para la empresa, además de entregar las pruebas que pueden apoyar su derecho a exigir las indemnizaciones o compensaciones en el tribunal si corresponden.
  • Puede acudir al SERNAC para buscar una solución extrajudicial o denunciar al tribunal competente quien determinará si efectivamente se afectó su derecho a la seguridad en el consumo determinando las multas para la empresa y las indemnizaciones.
  • Para conocer sus derechos y saber cómo ejercerlos, puede acudir al SERNAC www.sernac.cl o 600 594 6000).

Archivos para descargar

Dirección externa

Galería

Tags

Reclamar
LLámame