Contenido principal

Condenan a Ripley por cobros de saldos vencidos

La Corte de Apelaciones de Santiago condenó a Ripley al pago de una indemnización de $500 mil a una consumidora más una multa de 25 U.T.M. (cerca de $900 mil) por haberle cobrado reiteradamente saldos vencidos.

03 de mayo de 2010

María Soledad Rivera tenía una deuda con la multitienda Ripley, la cual estaba pagando mensualmente y de acuerdo a los plazos establecidos. Sin embargo, un mes le apareció en su estado de cuenta más alto de lo que correspondía, ya que en vez de pagar $96.295 le apareció una suma de $128.677 como saldo vencido.

Pese a esto, la consumidora pagó lo que le correspondía, pero al mes siguiente le apareció en el estado de cuenta $224.972 (con un saldo vencido de $128.677), desconociendo con esto el pago de $96.300 que había hecho definitivamente la consumidora el mes anterior.

Al siguiente mes le apareció un saldo de $319.904, donde a la cuota final del mes anterior ($224.972) se le sumaban $94.932 del mes. Nuevamente la consumidora pagó la mensualidad y no el total que indicaba el estado de cuenta.

Sin embargo, al mes siguiente el saldo vencido bajó misteriosamente a $123.604, con lo que se intuía que en los meses anteriores la empresa había cometido repetidos errores en la facturación de la cuenta de la consumidora.

Al sentir que sus derechos habían sido vulnerados, la consumidora concurrió al SERNAC, organismo que tras realizar una mediación desfavorable, denunció el hecho al Tercer Juzgado de Policía Local de Santiago.

En el juicio

Ripley se defendió rechazando la acusación al señalar que la presentación de estados de cuenta no acredita la efectividad de obligaciones y pagos en su totalidad y agregó que no se había cobrado una suma excesiva.

Sin embargo, tras analizar los antecedentes, el tribunal señaló que la cuenta estaba al día y que los supuestos "saldos vencidos" se fundaban en antecedentes erróneos y en sumas ya pagadas en su oportunidad.

El tribunal agregó que se pudo comprobar que existía un evidente y absoluto desorden en cuanto a los antecedentes y obligaciones que debía cobrar Ripley, lo que se vio reflejado en los estados de cuenta de la consumidora durante tres meses, y que finalmente se regularizó mediante la desaparición de los supuestos "saldos vencidos".

El tribunal explicó que estos hechos le provocaron a la consumidora un claro perjuicio, considerando la angustia e incertidumbre vivida al ver cómo se iba a solucionar el problema y al mismo tiempo le generó una natural desconfianza en el sistema de facturación de la empresa.

El fallo

Por estas razones el tribunal condenó a Ripley al pago de una indemnización de $500 mil por los daños sufridos, y además le aplicó una multa de 25 U.T.M. (cerca de 900 mil) por haber infringido la Ley del Consumidor al actuar en forma negligente en la prestación del servicio, en este caso por cometer errores en la facturación. Este fallo fue ratificado posteriormente por la Corte de Apelaciones de Santiago.

Este fallo confirma que los consumidores tienen derecho a las cuentas claras y cobros justos. Esto significa que, deben pagar por el servicio efectivamente prestado o los productos adquiridos.

El derecho a cuentas claras implica que el consumidor reciba una cuenta mensual detallada con información oportuna sobre el costo total del producto o servicio contratado.

La cuenta debe informar: fechas de vencimiento, costos a asumir frente al no pago, lugares de pago, medios y canales de pago y las fechas en las cuales usted cae en morosidad.

Si existe un error en los cobros, las empresas deben realizar las devoluciones y las reparaciones que correspondan a todos los consumidores afectados por la misma situación.

Archivos para descargar

Dirección externa

Galería

Tags

Mercados: Tiendas por departamento

Tipo de producto: Tarjetas multitiendas

Proveedor: Tarjeta Car Ripley Car - Cobranzas Payback - Pbs - Tarjeta Extra

Reclamar
LLámame