Contenido principal

CONSUMO DE TIEMPO LIBRE

Llegó el verano y con él múltiples posibilidades de descanso y recreación. Pero también momento de aprender a usar el tiempo libre, de cuidar la salud, el medio ambiente y compartir en familia.

24 de enero de 2003

Llegó el verano y con él múltiples posibilidades de descanso y recreación. Pero también momento de aprender a usar el tiempo libre, de cuidar la salud, el medio ambiente y compartir en familia.

El período de vacaciones suele ser un tiempo de descanso y recreación, de compartir actividades en familia y de querer hacer todas las cosas que dejamos pendientes durante el año.

Sin embargo, una de las mayores dificultades que aparecen en este período, en la mayoría de los hogares, es precisamente el problema de qué hacer con tanto tiempo libre.

Pero no todo es tan malo. De hecho, lo mejor de este período es precisamente el cambio y la posibilidad de aprender jugando y establecer relaciones más cercanas con nuestros hijos y amigos.

A la hora del juego por ejemplo, lo ideal es organizar actividades diarias. Permitir que el niño juegue con agua, con tierra y otros elementos naturales y participar con él.

Si se encuentra de paseo, promueva el conocimiento de la flora y la fauna y una actitud de respeto hacia éstas. Provoque que el niño se interese por el paisaje cuando va de viaje y no sea sólo tiempo estático, sentado en el auto, o bus.

De esta manera y pese a la libertad con la que se cuenta, el menor adquiere hábitos y se le otorga una sensación de seguridad.
Principalmente porque al tener una rutina más flexible y adecuada para sus vacaciones, anticipa situaciones, sabe qué se espera de él y qué hacer en determinados momentos, conoce la lógica de funcionamiento y comienza a entender este concepto tan amplio que es el tiempo, respecto a las actividades o experiencias significativas que el medio les ofrece y que realiza.
Por ello y aunque suene contradictorio, en vacaciones también es bueno tener una rutina.
La rutina diaria es como un "esqueleto" de actividades fijas y actividades variables. Las actividades fijas son aquellas que siempre se repiten, como hábitos en las comidas o las reglas acordadas en cada hogar, por ejemplo, el horario permitido para ver televisión, y que independientemente de las actividades que se realicen entre medio, siempre se llevan a cabo.
Las actividades varariables son, como su nombre lo dice, variadas y dependen en gran medida de las posibilidades de cada familia y de las ideas o actividades surgidas espontáneamente, como un cumpleaños, la lectura de un cuento, armar construcciones, jugar con barro, dibujar,bailar, realizar paseos, recolectar insectos, organizar picnis y excursiones o bañarse en la piscina.
Son actividades que se realizan en nuestro tiempo libre, pero que a la vez permiten un orden cronológico invariable, y otorgan un sentido al tiempo de vacaciones.

Archivos para descargar

Dirección externa

Galería

Tags

Reclamar
LLámame