Contenido principal

Deuda eterna

El caso de don Juan Valenzuela:

09 de julio de 2002

El caso de don Juan Valenzuela:

Don Juan Valenzuela jamás imaginó las molestias que le acarrearía el servir de aval a su hijo en el Banco BHIF para la compra de un automóvil. Luego de unos meses, debió asumir el compromiso de la deuda ante la imposibilidad de su hijo de continuar con los pagos. "Al hacerme cargo de la cuenta de mi hijo, empecé a tener problemas con el banco. Pagué en la automotora para completar el pie y después, las letras atrasadas. Pagué todos los gastos judiciales y los de la oficina de cobranzas. Pagué todo eso hace más de un año, año y medio, dos años ya. Después de eso, comencé a aparecer en los Boletines con una deuda castigada. A raíz de esto, yo fui a reclamar". El señor Valenzuela tuvo problemas durante todo ese tiempo porque continuamente le llegaban a su casa cobros de cuotas pagadas y en el banco cada pago representaba una dificultad. "Si iba a pagar antes del día cinco de cada mes el cajero no podía cobrarme. El sistema no aceptaba mi pago, tenía que ir a un mesón a hacer un trámite. Me demoraba más de una hora, aparte de la rabia que sentía por el tiempo perdido". Luego, en diciembre, volvió a aparecer en el Boletín de Informes Comerciales por moroso. Se enteró de ello al solicitar un crédito en una casa comercial. Decidió, entonces, presentar su reclamo ante el Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC). El banco BHIF respondió favorablemente a la mediación del SERNAC, tras lo que don Juan fue eliminado de los listados de morosos, sin poder borrar, eso sí, las molestias y extensos trámites que debió soportar.

Archivos para descargar

Dirección externa

Galería

Tags

Reclamar
LLámame