Contenido principal

Sernac recuerda sus derechos ante las compras del Día de la Madre

SERNAC entrega algunos consejos y recuerda a los consumidores sus derechos, para que ese día sólo se preocupen de regalonearlas.

08 de mayo de 2012

SERNAC entrega algunos consejos y recuerda a los consumidores sus derechos, para que ese día sólo se preocupen de regalonearlas.

  • El regalo más seguro "es con boleta", pues al adquirir productos en el comercio establecido, podrá exigir sus derechos como consumidor en caso de cualquier problema y evitar riesgos con productos inseguros.
  • Recuerde que tiene derecho a conocer el precio del producto o servicio antes de comprar o contratar y a que ese precio se respete.
  • Asimismo, tiene derecho a que las promociones y ofertas se cumplan.
  • Recuerde que la publicidad debe ser veraz y comprobable, y lo prometido en los anuncios pasa a formar parte del contrato.
  • Si se trata de promociones y ofertas, exija información sobre las condiciones y beneficios; cuánto dura la oferta (los plazos), de qué se trata lo ofrecido, cuáles son los requisitos o algunas restricciones que podría tener antes de adquirirlos. No basta con que las empresas digan "hasta agotar stock" sin detallar de cuántos productos abarca la promoción.
  • Si compra su regalo por Internet, tiene derecho a arrepentirse en un plazo de 10 días contados desde la recepción del producto, siempre que haya recibido la confirmación escrita del contrato, en caso contrario el plazo se extiende a 90 días.

¿Y si el regalo salió malo?

  • Todo producto nuevo que sale malo, tiene el derecho a la garantía legal. Esto es, al cambio, la reparación o la devolución de lo pagado dentro de los 3 primeros meses desde la compra.
  • Esto significa que no se puede exigir este derecho porque el producto no le gustó o no le quedó la talla.
  • Para ejercer la garantía legal, es necesario presentar la boleta o comprobante de la compra.
  • Los carteles o timbres en las boletas donde las empresas dicen que no permiten cambios ni devoluciones no tienen ningún valor. Y es el consumidor quien elige cómo ejercer su garantía.
  • Asimismo, las empresas no pueden poner barreras para que el consumidor pueda ejercer su derecho a garantía legal porque el producto está usado o el empaque está abierto. Si el consumidor no abre el envase que contiene al producto o no lo usa, ¿cómo va a saber si tiene fallas o no cumple lo prometido? Lo único que se necesita para ejercer la garantía legal es la boleta o comprobante de compra y que se trate de un producto nuevo con fallas o que no cumpla lo prometido.
  • Para ejercer la garantía legal, la empresa debe ofrecer al consumidor las mismas comodidades que tuvo para la compra. Esto es, no puede enviarlo lejos o exigirle acudir en horarios complicados.
  • Si los productos han sido comprados en liquidaciones, mientras el producto sea nuevo, los consumidores tienen los mismos derechos aunque hayan pagado menos.
  • La excepción es cuando el producto es usado, refaccionado o de segunda selección, pero siempre que la empresa lo informe claramente antes de la compra. No basta con que sólo lo diga la boleta.

La garantía voluntaria

  • Algunos electrodomésticos y los automóviles tienen además, la garantía voluntaria, que es aquella que ofrece la empresa y extiende los 3 meses de garantía legal a generalmente un año o más.
  • Esto significa que si falla la lavadora o el vehículo durante la garantía voluntaria, deberá llevar el producto a una revisión en el servicio técnico. Pero si vuelve a fallar, tiene derecho al cambio, la reparación o la devolución de lo pagado.

Garantías "de satisfacción"

  • El SERNAC recuerda también que algunas empresas ofrecen generalmente 10 días para cambiar un producto sin que el consumidor tenga que indicar el motivo. Esto se trata de una garantía voluntaria que entregan las empresas para satisfacer a sus clientes, pero eso no significa que usted pierda su garantía legal si el producto tiene fallas dentro de la garantía legal.
  • Por otra parte, muchos de los reclamos de los consumidores se refieren a problemas con la mal llamada "garantía extendida". Esta se trata de una especie de seguro por el que los consumidores pagan un precio, y que pueden aceptar o rechazar. Pero como en cualquier contrato, deben atenerse a lo acordado.

Archivos para descargar

Dirección externa

Galería

Tags

Reclamar
LLámame