Contenido principal

Sernac, Hospital Luis Calvo Mackenna y COANIQUEM lanzan programa piloto que permitirá conocer estadísticas de lesiones por productos de consumo

La iniciativa permitirá conocer cuáles son los artículos más riesgosos para los consumidores y con ello impulsar políticas preventivas de seguridad de productos. 

08 de agosto de 2013

  • Ante la celebración del Día del Niño de este fin de semana, las autoridades hicieron un llamado a los consumidores y a las empresas para cuidar la salud de la familia, especialmente de los niños.

El SERNAC, el Hospital Luis Calvo Mackenna y COANIQUEM firmaron un convenio de cooperación que permitirá desarrollar acciones conjuntas relacionadas a la recolección y reporte de datos e información, relativa a accidentes y lesiones asociadas a productos de consumo.

De esta manera, tanto el Hospital Calvo Mackenna como COANIQUEM recopilarán datos de lesiones de urgencia provocadas por la manipulación de productos de consumo, que luego compartirán con el SERNAC.

El Servicio, a partir de la información obtenida, realizará estudios sobre los riesgos más habituales que les afectan a los consumidores al manipular productos que carecen de información relevante para su uso o provocados por no cumplir con los estándares de calidad y seguridad, de acuerdo a la normativa vigente y especialmente a la Ley del Consumidor.

Este tipo de acciones permitirán fortalecer el Sistema Nacional de Vigilancia en materia de seguridad de productos, cumpliendo nuestro país con una de las tareas definidas por el Comité de Políticas del Consumidor perteneciente a la OCDE, en pos de un portal global de datos en la materia.

Para potenciar esta línea de trabajo, el SERNAC implementará en los próximos meses un nuevo sitio web de Seguridad de Productos, que ayudará a los consumidores a encontrar información y advertencias para una correcta manipulación de los productos adquiridos, y a las empresas a conocer las "reglas del juego" en la materia.

Grupos más vulnerables

Según reportes de la OCDE, las lesiones asociadas con el uso de productos de consumo están afectando a decenas de millones de personas cada año en todo el mundo.

Dentro de la población, los niños son el grupo más vulnerable y propenso a sufrir hospitalizaciones de largos períodos, a heridas graves o incluso a accidentes que pueden causar lesiones permanentes o discapacidad.

Por esta razón, instituciones como el Hospital Calvo Mackenna y COANIQUEM, entre otras, han estado actuando preventivamente durante los últimos años para hacer frente a esta "epidemia de lesiones infantiles", desarrollando programas integrales y planes de acción que permitan reducir las estadísticas en la materia.

Un ejemplo, son las políticas implementadas por COANIQUEM que han permitido disminuir comparativamente en cerca de un 25% las lesiones por manipulación de hervidores eléctricos, entre el 2011 y 2012. O en más de un 60% aquellas lesiones producidas por volcamientos de cocinas.

"Desde 1993 COANIQUEM ha realizado campañas de prevención que no sólo han apuntado a la prevención de quemaduras en la población, sino que han aportado a mejorar los estándares de calidad de los mismos artefactos", afirmó Jorge Rojas, presidente de la institución.

Por su parte, el Director del Hospital Luis Calvo Mackenna, Antonio Banfi, señaló que el Servicio de Urgencia de la institución atiende un promedio de 6.000 mil consultas mensuales. Del total de éstas, "un 15% se producen precisamente debido a accidentes escolares, en el domicilio o durante el trayecto de los pacientes".

La autoridad agregó que "nuestros especialistas saben que las principales causas están en los hervidores, los skate y anteriormente se encontraban en el uso de andadores infantiles, pero la firma de este convenio con el SERNAC fortalece nuestra labor preventiva, para proteger especialmente a los niños y adolescentes de nuestro país."

Finalmente, el Director Nacional del SERNAC, Juan José Ossa, valoró esta iniciativa que permitirá tener en Chile un mejor estándar de seguridad.

La autoridad recordó además que las empresas deben ser profesionales y tienen la obligación de tomar todas las medidas para que, los productos que venden no pongan en riesgo la salud y seguridad de los consumidores.

Ossa indicó además que algunos productos pueden resultar riesgosos si no se usan correctamente, por ende, los consumidores siempre deben fijarse en que los instructivos de uso estén en castellano y con las advertencias e indicaciones necesarias para que su empleo se realice con la mayor seguridad posible.

Día del niño

Ante la celebración del Día del Niño este fin de semana, en que muchos papás y mamás comprarán regalos a sus hijos, las autoridades hicieron un especial llamado a cuidar la salud de la familia, especialmente de los niños.

El Director del SERNAC recordó a los papás que para celebrar con tranquilidad a sus hijos deben recordar siempre comprar en el comercio establecido y exigir la boleta, pues esto permite exigir el derecho a la garantía legal cuando un producto sale malo, y optar por el cambio, la reparación, o la devolución del dinero dentro de los tres primeros meses desde la compra.

Pero además, enfatizó Ossa, "es importante adquirir productos adecuados a las edades de los niños", agregando también que "no debemos olvidar que como consumidores tenemos derechos a que los productos no arriesguen nuestra salud o la seguridad de nuestra familia, menos de los niños".

En ese sentido, la responsabilidad de las empresas está en el cumplimiento estricto de lo que establece el Reglamento de Juguetes respecto a la rotulación. Esto es, que la información relevante de las etiquetas esté en castellano; que indique el país de origen; la edad de uso recomendada y entregue instrucciones para utilizar el producto de forma segura; que no estén hechos con compuestos tóxicos y que resistan un uso normal, sin generar partes pequeñas o desprender pilas o imanes que luego puedan ser ingeridos, ocasionando lesiones a los niños.

Archivos para descargar

Dirección externa

Galería

Tags

Reclamar
LLámame