Contenido principal

Análisis de calidad de las marcas comercializadas en Santiago (Mayo, 2001)

Conozca los interesantes resultados obtenidos por SERNAC en el análisis de 18 aguas minerales comercializadas en la ciudad de Santiago.

08 de julio de 2002

Conozca los interesantes resultados obtenidos por SERNAC en el análisis de 18 aguas minerales comercializadas en la ciudad de Santiago.

RESUMEN EJECUTIVO

En el año 2000 los chilenos bebieron un total de 119.000.000 de litros de agua mineral, lo que constituye un incremento de un 11,2% en el consumo con relación al año 1998. Esta cifra muestra una clara tendencia en la población hacia el consumo de este tipo de bebidas a las cuales se les atribuye una condición de "producto natural, puro y sano".

Las aguas minerales están definidas en el Decreto Nº 106 de 1997 del Ministerio de Salud, como aquellas "aguas naturales que surgen del suelo, que no provienen de napas o cursos de aguas superficiales, de composición conocida, y que por su constitución o propiedades físico-químicas o biológicas son susceptibles de aplicaciones beneficiosas para la salud". Al valor propio de este producto, se agrega un controlado proceso de envasado, la carencia de color artificial, sabor añadido y ausencia de contenido calórico, elementos que las diferencian de otras opciones de bebidas envasadas.

En la actualidad, el mercado ofrece a los consumidores una variedad de marcas de aguas minerales envasadas, tanto nacionales como importadas. Dentro de esta oferta, existe una diversidad de tipos de aguas minerales denominadas naturales, gasificadas y/o light gas y una significativa dispersión de los precios de estos productos.

Considerando que el consumidor no cuenta con información suficiente para discriminar entre la variedad de aguas minerales que se le ofrecen, como asimismo para establecer los reales beneficios y/o posibles contraindicaciones de éstas para su situación de salud particular, SERNAC estimó pertinente efectuar una evaluación de las aguas minerales envasadas que se venden en supermercados de la ciudad de Santiago, desde el punto de vista de su composición, calidad microbiológica, rotulación, precio y potenciales beneficios para la salud de la población que las consume.

Las dos preguntas centrales que guiaron este estudio fueron las siguientes:

1. ¿Qué son las aguas minerales envasadas y cuáles son sus características principales?

2. ¿Cuáles son las diferencias entre las distintas marcas que se ofrecen actualmente a los consumidores?

La hipótesis de trabajo que guió este estudio fue que las aguas minerales envasadas, aunque iguales en naturaleza, se diferencian entre sí con relación a su grado de mineralización, composición, contenido gaseoso y precio.

Se adquirió una muestra de 18 aguas minerales, correspondientes a 6 marcas nacionales y 6 marcas importadas, actuando como un consumidor cualquiera, en supermercados de los sectores oriente, poniente, sur y norte de la ciudad de Santiago. Estas marcas corresponden a la totalidad de marcas disponibles en el mercado en Santiago al mes de mayo del 2001. Se consideró un mínimo de dos litros de cada una de las marcas y tipos de aguas minerales envasadas, en envases de 0,330 litros hasta 1,6 litros en envases desechables o no retornables.

Los análisis fueron realizados en el Instituto de Salud Pública - Laboratorio de Aguas y RILES, para las siguientes determinaciones:

a) Cuantificación de presencia de: arsénico, cadmio, zinc, cobre, cromo hexavalente, manganeso, mercurio y plomo; Cianuro calculado como CN, fluoruro calculado como F, nitrato calculado como NO3, nitrito calculado como NO2 y sulfuro calculado como H. S.

b) Cuantificación de residuo seco en cada una de las muestras.

c) Determinación de conductividad y sólidos suspendidos.

Adicionalmente, las muestras fueron enviadas al laboratorio Dr. Manuel Ruiz, especializado en aguas, para realizar una cuantificación de CO2 libre.

La muestra de aguas minerales consideradas en el estudio fue la siguiente:

Cuadro Nº 1

Muestra de Aguas Minerales

Marca Variedad (*) Contenido del envase (ml) País y Fuente de Orígen Envasado por/para o Importado por
1 Christinen Agua mineral natural con gas 330 Alemania Mercado Mayorista P&P
2 Apollinaris Agua mineral classic, natural con gas 330 Alemania Mercado Mayorista P&P
3 S. Pellegrino Natural gasificada, envasada en el manantial 750 Italia José Cánepa y Cía Ltda.
4 Perrier Agua mineral natural reforzada con gas, procedente del mismo manantial 750 Francia, Vergeze D. Errázuriz
5 Fontemilla Agua mineral Natural 1000 Méjico No indica
6 Evian Agua Natural de Manantial de los Alpes Franceses 1500 Francia, Alpes, Franceses Velarde Hnos.
7 Cachantún Agua mineral Light gas suavemente gasificada 1600 Chile, Coínco, VI Región Embotelladoras Chilenas Unidas S.A.
8 Cachantún Agua mineral Natural sin gas 1600 Chile, Coínco, VI Región Embotelladoras Chilenas Unidas S.A.
9 Cachantún Agua mineral Gasificada 1600 Chile, Coínco, VI Región Embotelladoras Chilenas Unidas S.A.
10 Vital Agua mineral Natural sin gas de Chanqueahue 1600 Chile Termas de Chanqueahue Vital S.A.
11 Vital Agua mineral Gasificada de Chanqueahue 1600 Chile Termas de Chanqueahue Vital S.A.
12 Porvenir Agua mineral Natural sin gas 1500 Chile, Casablanca, V Región Embotelladoras Chilenas Unidas S.A.
13 Porvenir Agua mineral Gasificada 1500 Chile, Casablanca, V Región Embotelladoras Chilenas Unidas S.A.
14 Villa Alegre Agua mineral Gasificada. Bajo contenido de sodio. Con fluor natural 1500 Chile, Lomas de Pichiboque No indica
15 Villa Alegre Agua mineral Sin gas. Bajo contenido de sodio, con fluor natural 1500 Chile, Lomas de Pichiboque No indica
16 Socos Agua Mineral de manantial termal sin gas 1500 Chile, Termas de Socos, IV Región Embotelladora Socos
17 Socos Agua Mineral de manantial termal con gas 1500 Chile, Termas de Socos, IV Región Embotelladora Socos
18 Líder De origen termal gasificada 1500 Chile, Termas de Quinamá-vida, VII Región Comercial Aillón para megamercados Líder

(*) Expresión textual de su envasador, impresa en la etiqueta y/o tapa del envase.

El cuadro A que se anexa presenta la síntesis del análisis realizado a cada uno de los productos investigados.

Las principales conclusiones del estudio son las siguientes

Desde el punto de vista del perfil composicional de las aguas minerales estudiadas, es posible establecer lo siguiente:

1. Las aguas minerales son aguas naturales que surgen del suelo, que no provienen de napas o cursos de agua superficiales. Son de composición química especial y conocida. Provienen de fuentes naturales, oficialmente reconocidas y son envasadas en su fuente de origen. Deben cumplir con las condiciones bacteriológicas exigibles al agua potable, tener un grado de mineralización inferior a 1,5 g/L, y no sobrepasar los límites establecidos por el Reglamento Sanitario de los Alimentos y el Decreto 106 de 1997, para un conjunto de sustancias especificas cuya observancia permite garantizar condiciones de seguridad en el consumo del producto.

2. El análisis de los resultados obtenidos en el estudio, confirma la hipótesis inicial en el sentido que las aguas minerales envasadas, aunque iguales en naturaleza, presentan diferencias significativas entre sí con relación a diversos parámetros tales como su grado de mineralización, contenido gaseoso y composición. Las distintas marcas a la venta se diferencian, fundamentalmente, por su denominación de tipo, origen y por la cuantía de sus componentes minerales y oligoelementos.

3. Con relación al grado de mineralización, el análisis químico realizado reveló importantes diferencias en el contenido mineral de las muestras de aguas minerales analizadas. Medido a través del indicador "residuo seco", los resultados oscilaron entre un mínimo de 15 mg/L y un máximo de 1.648 mg/L, con un promedio de 392,7 mg/L. Estos valores se sitúan dentro del parámetro establecido por el Reglamento Sanitario, que fija un límite de 1,5g/L, a excepción de la muestra de Apollinaris, que registró un valor que supera levemente este parámetro (1.648 mg/L).

Si se aplican parámetros de la normativa española y argentina para aguas minerales, es posible catalogar a las seis marcas nacionales analizadas como débilmente mineralizadas. Por su parte, sólo tres de las cinco marcas extranjeras alcanzaron dicha categorización (Perrier, Fontemilla y Evian).

4. Con respecto al grado de gasificación, que se establece a través de la medición de CO2 libre, las marcas que resultaron más gasificadas fueron las muestras de Christinen, Apollinaris y Vital, con valores por sobre los 3,00 v/v; mientras que las menos gasificadas fueron las aguas minerales naturales (Cachantún, Socos, Vital, Porvenir, Villa Alegre y Evian) que mostraron un contenido de CO2 libre igual o menor de 0.5 v/v.

5. Respecto a la presencia de sodio, los valores más bajos se registran -según autodeclaración en rotulado- en las marcas importadas de las muestras de Fontemilla y Evian, con 3,8 y 5 mg/L respectivamente. Por su parte, en las nacionales, las muestras de Líder (8,2 mg/L) y Villa Alegre (15,2 mg/L) presentan los valores más bajos. Los valores máximos en sodio se obtuvieron en las muestras de Apollinaris y Christinen con 410 y 371 mg/L respectivamente, lo que permite calificarlas como altas en sodio.

Por lo tanto, puede establecerse que son recomendables para ser ingeridas por personas con prescripción de dietas bajas en sodio, las muestras importadas de Evian (5 mg/L) y Fontemilla (3,8 mg/L) y las muestras nacionales de Líder (8,5 mg/L), Villa Alegre (15,2 mg/L)), Porvenir (20 mg/L) y Cachantún (21 mg/L).

6. En materia de calcio, las muestras de Apollinaris, S. Pellegrino, Fontemilla y Evian, junto a la nacional Cachantún, rotulan valores que superaron el promedio de calcio obtenido por el conjunto de muestras, que alcanzó a un 67,4 mg/L.

7. Con relación a los límites máximos permitidos para diecisiete sustancias establecidas en el Decreto Nº 106 de 1997, complementario del Reglamento Sanitario de los Alimentos, en general las muestras de aguas minerales se ajustaron a esta normativa. Sin embargo, en cuatro casos de aguas minerales importadas, los valores obtenidos por las muestras analizadas excedieron tales límites para nitritos, plomo y cadmio:

· En el caso de nitritos, la muestra de Apollinaris (Alemania) registró 0,1 mg/L lo cual excede la norma establecida por el Reglamento Sanitario de los Alimentos chileno que fija un máximo de nitritos de 0,005 mg/L. En materia de nitratos, en cambio, mostró valores dentro de los límites permitidos por la misma normativa.

· En el caso del Plomo, la muestra de S. Pellegrino (Italia) registró 0,1 mg/l con lo cual excede el límite de 0,05 mg/l que establece el RSA chileno. Asimismo, la muestra de Pérrier (Francia), registró 0,09 mg/l de plomo superando también el límite establecido por el RSA chileno.

· En el caso del Cadmio, la muestra de Fontemilla - Méjico, registro 0,03 mg/L con lo cual excede levemente el límite de 0.01 mg/L que establece el RSA chileno.

Informado el Servicio de Salud Metropolitano del Ambiente (SESMA) sobre la situación de las marcas que mostraron excesos en los niveles de algunas sustancias restringidas para las muestras analizadas por SERNAC, dicho organismo señaló que no es posible ser taxativo en inferir que tales excesos constituyan un riesgo claro para la salud de las personas; aún cuando ellas tengan un consumo regular y exclusivo de esas aguas minerales como ingesta hídrica.

Sin embargo, la inobservancia de los límites establecidos por el Reglamento de Aguas Minerales, detectada en las muestras analizadas por SERNAC, hará necesario investigar debidamente las marcas afectadas para definir si la situación es atribuible al producto en general, y adoptar las medidas correctivas pertinentes.

8. En materia de sulfatos, la muestra de S. Pellegrino rotula un valor de 534,6 mg/L, valor que excede el límite establecido por la NCh 409 of. 84 para el agua potable en Chile cuyo límite es de 250 mg/L.

De acuerdo a lo señalado por la OMS (Organización Mundial de la Salud), "el sulfuro es oxidado rápidamente a sulfatos en agua gasificada y su presencia puede causar un sabor muy perceptible. El deterioro del sabor varía con la naturaleza del elemento con que se asocie. Como el sulfato es uno de los elementos menos tóxicos, sus guías de ingesta son de importancia relativa y se relacionan en cada país con los niveles que pueden levantar quejas de los consumidores por efecto de sabor y corrosión". La referencia entregada por la OMS, para la presencia de sulfatos en aguas de bebida, coincide con el límite establecido en Chile para las aguas minerales (250mg/L). Dicho parámetro se refiere exclusivamente a sus efectos en el sabor del agua.

Desde el punto de vista de su calidad microbiológica:

Todas las muestras de aguas minerales analizadas obtuvieron resultados negativos a la presencia de coliformes fecales.

Desde el punto de vista de la rotulación, puede establecerse lo siguiente:

1.

En general, las muestras analizadas cumplen con la información exigida por el Reglamento Sanitario de los Alimentos, desde el punto de vista de la información exigida por la rotulación.

2.

Sólo dos marcas omiten rotular información de análisis químico: Socos, que se limita a indicar el contenido de sodio, y Perrier que no rotula composición química. En las demás, se incluye rotulación de análisis químico, pero en general se ubica en lugares de la etiqueta de difícil lectura, salvo en los casos de Villa Alegre, Líder, S. Pellegrino y Christinen que lo hacen en cuadros legibles y claros. Cabe señalar que en este tipo de productos, la información de análisis químico tiene, sin lugar a dudas, la mayor importancia para el consumidor, en especial aquella referida a parámetros como sodio, potasio, flúor, calcio y magnesio.

3.

Llama la atención que las marcas Socos y Porvenir rotulen información nutricional del producto considerando que el Reglamento Sanitario de los Alimentos no les exige dicha mención.

4.

Considerando los niveles de gas carbónico obtenidos por las muestras analizadas, llama la atención que el valor de gas carbónico libre registrado por Cachantún Light Gas es superior al que ofrecen otras alternativas nacionales como Socos, Porvenir y Villa Alegre que rotulan simplemente ser aguas minerales gasificadas. Por lo tanto, la denominación "light gas" que utiliza Cachantún en el envase del producto (autodefinida como "suavemente gasificada") sería válida, de acuerdo a estos datos, sólo con relación a la versión gasificada de la misma Cachantún (que presenta valores mayores de gasificación) pero no respecto de otras marcas de aguas minerales gasificadas.

5. Cabe señalar que para un consumidor cualquiera resulta imposible hacer una comparación simple entre los datos de análisis químico que rotulan las distintas marcas, dado que la información está expresada en distintas unidades de medida. Así, mientras algunas refieren a 100 ml, otras lo hacen a litros.

Desde el punto de vista de los precios:

Considerando los precios a los cuales fueron adquiridas las muestras del estudio, las marcas nacionales ofrecen las mejores opciones, al ser - en su totalidad - más baratas que las importadas. En el conjunto de marcas, las diferencias de precio varían entre un máximo de $1.372 y un mínimo de $185 por litro. El precio más alto de las opciones nacionales resulta inferior al más bajo de las marcas importadas. En las aguas minerales nacionales, el precio por litro más bajo lo registró Líder ($186) y el más alto Porvenir ($265). En las importadas, el precio por litro más alto lo registró Perrier ($ 1.372) y el más bajo, Fontemilla ($429).

Finalmente, desde el punto de vista de los potenciales beneficios para la salud de las aguas minerales:

Consultada la opinión experta del doctor Antonio Arteaga, especialista en nutrición del Hospital Clínico de la Pontificia Universidad Católica de Chile, los datos obtenidos por este estudio permitirían sostener que el consumo de agua mineral, desde el punto de vista de la nutrición humana, no aportaría ningún elemento significativo, pero sí puede contribuir al desarrollo de toxicidad crónica cuando se exceden los niveles recomendables de micronutrientes específicos, área poco estudiada en Chile. En cuanto al contenido de sodio de las aguas, el profesional sostiene que "cuando éste es elevado podría contribuir a la expresión o agravamiento de cuadros de hipertensión arterial, y el contenido de calcio podría ser suplementario al de la dieta para contribuir a la salud ósea o dental".

La recomendación general a los consumidores es que, como una medida preventiva, prefieran aquellas marcas de aguas minerales que informen la composición química en sus etiquetas, y que aquellos que sufran patologías específicas, pongan atención a la declaración de contenidos en aquellas aguas minerales que lo indican en sus etiquetas y consulten con su médico tratante.

Archivos para descargar

Dirección externa

Galería

Tags

Estudios: Calidad y seguridad de productos y servicios

Seguridad de productos: Estudios de calidad y seguridad de productos

Reclamar
LLámame