Contenido principal

Sólo con matemáticas avanzadas se puede conocer el valor del crédito

Desafiamos a destacados economistas para que, usando la misma información que recibe un consumidor al comprar a crédito, calcularan cuánto tenían que pagar a fin de mes y al final de la cuenta. Y adi

12 de diciembre de 2007

Desafiamos a destacados economistas para que, usando la misma información que recibe un consumidor al comprar a crédito, calcularan cuánto tenían que pagar a fin de mes y al final de la cuenta. Y adi

  • Cuando usted compra un kilo de pan, sabe exactamente cuánto le van a cobrar. Pero, ¿conoce de la misma forma cuánto cuesta su crédito? Entonces, si compra a ciegas, ¿cómo sabe que le cobran lo que corresponde?
  • En Chile existe un promedio de tres tarjetas por familia, es decir, casi 25 millones de plásticos que nos permiten comprar ahora y pagar a fin de mes.
  • Cada una de esas tarjetas tiene diferentes cobros y los estudios del SERNAC han comprobado una y otra vez que no da lo mismo qué tarjeta tener, cuántas usar, ni qué tipo de cliente se es para las empresas. Es así como por un crédito de $100 mil en 12 cuotas, puede llegar a pagar más de $26 mil en intereses y más de $73 mil sólo en comisiones dependiendo de las tarjetas que use. Es decir, podría terminar pagando más del doble de lo que pidió o le costó el producto.
  • Incluso dentro de una misma institución hay importantes diferencias según el tipo de cliente que sea. Por ejemplo, por un avance en efectivo de $50 mil, en el mejor de los casos puede llegar a pagar $54 mil y en el peor, (con la combinación tipo de cliente y tarjeta menos conveniente) se puede llegar a desembolsar hasta $102.000.
  • El último estudio de SERNAC relacionado con la compra de medicamentos, volvió a demostrarlo: pagando a crédito un consumidor puede pagar más del doble, es decir lleva tres remedios y paga más de seis. Además, se detectaron diferencias de hasta un 883% sólo por concepto de comisiones e intereses según el crédito que elija.
  • Por si fuera poco, dos clientes que entran a la misma tienda o institución bancaria, compran lo mismo a igual cantidad de cuotas, pagan un valor final distinto. En el último estudio de avance en efectivo, un banco demostró tener diferencias de hasta 91% entre sus mismos clientes.
  • Pero, ¿cómo saber cuál es el crédito más conveniente? Sólo comparando el costo final.
  • La Ley del Consumidor obliga a las empresas otorgantes de crédito a tener a disposición de los consumidores información sobre el costo del mismo y cobros asociados (intereses y comisiones).
  • Fuimos hasta las oficinas de destacados economistas con los mismos datos que las multitiendas disponen para que los consumidores calculen su crédito, ya sea en sus páginas web o en las tiendas.
  • El ejercicio consistió en calcular cuánto sale la cuota y el valor final de un electrodoméstico pagado a 12 meses que al contado vale $100 mil. Vea los resultados: Economista 1Economista 2Economista 3

Sin información, no se puede comparar

  • Los economistas con sus conocimientos, ecuaciones, calculadoras y bastante paciencia, sólo pudieron llegar a establecer estimaciones del valor del crédito, sin llegar a indicar su valor total. Por eso en su mayoría confiesan que no compran con tarjetas porque consideran que el crédito es bastante más caro que al contado. ¿Pero que queda para el común de los consumidores?...
  • Lo cierto es que un consumidor con la información que dispone hoy, no tiene opción de comparar ya que, como lo hemos comprobado, se requieren matemáticas avanzadas para llegar a acercarse al costo real del crédito.
  • El director del SERNAC, José Roa, explica que esta preocupación ha llevado a que el servicio que dirige genere información para transparentar el mercado del crédito y orientar la decisión de los consumidores. "Sin información útil, no hay comparación posible. Y sin información, no hay libre elección", afirma.
  • A su juicio y según lo ha detectado el SERNAC a través de sus estudios, parte del problema es que el precio se muestra en partes. Primero el capital, después la tasa de interés, las comisiones etc. y éstos cobros se presentan en distintas bases (porcentajes, pesos, UF). Sumado a ello, la estructura de cobro impide comparar ya que existen rangos de precio (desde y hasta) y costos variables en función de criterios no siempre conocidos, por ejemplo, diferencia de comisiones por líneas de productos.
  • Roa reconoció que queda mucho por avanzar en educación al consumidor, pero antes de eso existe un punto básico: "Una cosa es que el consumidor sea responsable y esté debidamente instruido, otra muy distinta es que tenga que hacer el trabajo que corresponde a las empresas, ya que la información es parte del servicio profesional que deben entregar".
¿Qué dicen los consumidores?1 de cada 5 consumidores dice que las multitiendas le han aplicado cobros sin su autorización.90% de los consumidores considera que las cuentas de las multitiendas no se entienden.

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Tipo de producto: Tarjeta de credito

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame