Contenido principal

¿Necesidad o moda?¡UN CELULAR POR FAVOR!

La obligación de estar siempre conectados y ubicables ha invadido a Chile. Las cifras nos señalan que de cada tres chilenos, al menos uno tiene celular.

26 de mayo de 2003

La obligación de estar siempre conectados y ubicables ha invadido a Chile. Las cifras nos señalan que de cada tres chilenos, al menos uno tiene celular.

Sin embargo, y pese a que este mercado crece día a día y la tecnología avanza a ritmos incontrolables, con nuevos modelos y servicios para los usuarios, los chilenos aún no tenemos claro cuál es el tipo de celular que se adecua a nuestras necesidades y el contrato que debemos firmar.

De hecho, son muchos los consumidores que compran mas por el diseño, los elementos adicionales como mensajes de texto, chat, navegación por internet, tonos de llamados y otros, que por la simple utilidad que tiene un celular en el diario vivir.

Por ello, a la hora de adquirir un nuevo plan o aparato mas vale tener claras algunas recomendaciones.

Tenga en cuenta

Por muy teléfono que sea, los actuales sistemas celulares son equipos de alta tecnología y, por lo tanto, delicados.

Trate de comprar un estuche protector que pueda cubrir a su equipo de estas inclemencias. Además, acostúmbrese a cargar su aparato sólo cuando la batería está agotada por completo, de lo contrario su vida útil se acortará a la mitad.
Compre accesorios y baterías adicionales con el respaldo y garantía de la compañía fabricante. Los que venden en la calle han provocado desastrosas experiencias.

Recuerde que usted es un cliente no una persona que le hacen el favor de atenderlo. No importa que sea cliente de prepago o contrato, los derechos como consumidor son los mismos y, por lo tanto, exija una atención profesional y no displicente por parte de su compañía.

A pesar de lo que le dicen, por ley no pueden negarle una garantía por menos de tres meses, tiempo en que usted tiene el derecho a cambiar, reparar y hasta devolver el aparato en caso de falla o porque no está satisfecho (por favor no bote ningún manual o embalaje durante ese tiempo).

Tras ese período, si el equipo está bajo la modalidad de contrato, verifique si el convenio cubre con reparaciones gratuitas a su sistema, en caso de fallas fortuitas.
Recuerde que se acaba de aprobar el fallo en segunda instancia, a favor del instructivo de la Subtel, que otorga el derecho a los usuarios de celulares a cortar el servicio o suministro avisando a la empresa sólo con 10 días de anticipación.

Esto implica que no le pueden cobrar multas adicionales por término de contrato o por el equipo que usted estaba ocupando.

De contrato a pre-pago

Teniendo claro cuáles son los cuidados que debe tener con su teléfono, ahora deberá optar por la mejor opción de pago.

De esta manera, si su renta no es fija, no posee cuenta corriente ni tampoco tarjetas de crédito y necesita más su celular para estar ubicable que para llamar. O no tiene necesidad de llamar muy seguido a no ser que sea estrictamente necesario, elija prepago.

Por el contrario, si usa su teléfono para contactar a sus amigos, familiares y personas de trabajo en sus momentos de traslado de un lugar a otro, debido a que tiene poco tiempo. Su situación económica es estable, posee cuenta corriente, tarjeta de crédito y no cree que será una molestia estar amarrado a un contrato, opte por contrato.

Pero atento, tome en consideración que al comprar un teléfono de prepago, no tendrá la posibilidad de renovar su aparato, a no ser que compre uno nuevo bajo las mismas condiciones que el anterior.

En el caso de los contratos, actualmente existen promociones que ofrecen "miles de minutos" por costos cuestionables.

Revise bien, ya que estos planes están diseñados para que llame a una minúscula lista de teléfonos de uso frecuente, a números celulares de la misma compañía (aunque uno no tiene forma de saber a que compañía pertenece el número que uno llama) y la porción restante, a teléfonos fijos y celulares en general.

Si se fija bien, los costos adicionales fuera de estos planes son mucho más altos y podría terminar pagando el doble si responde a un perfil promedio de usuario.

No compre por ninguna razón un teléfono celular ni menos firme ningún contrato bajo presión o porque sintió un deseo compulsivo de tener uno.

Si desea un sistema de comunicación móvil, piénselo en frío, vea los pros y los contras de adquirir uno y cuando haya tomado la decisión, vaya a buscar la mejor oferta, no lo más bonito.

Links Relacionados:http://www.sernac.cl/noticia.asp?Cod=638&CodArea=1

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Tipo de producto: Tarjeta de credito

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame