Contenido principal

Un buen uso a su parrilla

Mantener limpia la parrilla a lo largo de su vida útil, evita el deterioro del producto y es importante para que los alimentos no se afecten con los malos olores.

16 de septiembre de 2008

Mantener limpia la parrilla a lo largo de su vida útil, evita el deterioro del producto y es importante para que los alimentos no se afecten con los malos olores.

  • Cuando use una parrilla por primera vez, lávela con un detergente líquido, enjuague con agua caliente y seque con toalla de papel.
  • Para limpiar las parrillas se raspan enérgicamente con un cepillo de acero y luego se sacan para rociarlas con un producto limpiador para hornos, dejándolas por unas doce horas impregnadas, para luego enjuagarlas profusamente bajo el chorro de agua.
  • Para mantener esta limpieza existen diferentes artefactos que venden en el comercio como escobillas y cepillos especiales que desprenden la grasa.
  • Lo ideal es guardarlas en lugares protegidos de la humedad, para evitar su deterioro o cubrirlas.
  • Además de preocuparse por mantener una efectiva higiene entre los sucesivos usos de la parrilla, es importante asegurarse que la totalidad de los implementos que se usarán para la preparación de la carne, incluidos los platos en que se servirá la comida ya lista, estén debidamente limpios.

Si su parrilla es a carbón

  • Para mayor duración, cubra primero el fondo con arena y encima ponga el carbón.
  • Antes de usar por primera vez, llene el tambor con carbón y manténgalo encendido durante 30 minutos.
  • Nunca tire agua de golpe dentro de una parrilla para apagar el fuego: el impacto es tan fuerte que puede llegar a torcer o dañar el metal del tambor.
  • Evite colocar la parrilla junto a cercos de madera, ramas o cualquier otra cosa que pueda prender fuego fácilmente.
  • Cuando cocine fuera de la casa, proteja la parrilla de manera que los niños no puedan tocarla y explíqueles que se calienta igual que la estufa de la cocina.

A gas

  • Las parrillas a gas hay que revisarlas por lo menos una vez al año, ya que hay que asegurarse que tiene las vías de circulación del gas sin obstrucciones que pudieran producirse por derrames de grasas o períodos largos de almacenamiento de las mismas, donde se junta polvo o insectos por ejemplo.
  • Recuerde que las parrillas a gas, deben ser usadas exclusivamente en espacios abiertos y bien ventilados. Nunca use en interiores una parrilla de gas diseñada para el uso en aire libre, ya que todas ellas pueden liberar monóxido de carbono, un residuo de la combustión altamente tóxico.
  • Recuerde que el gas licuado es inflamable y peligroso si no se maneja propiadamente.
  • Use y almacene el cilindro de gas en el exterior, en áreas sombreadas evitando dejarlo bajo luz solar directa. No lo deje en áreas de altas temperaturas porque esto hará que se eleve la presión.
  • Cuando vaya a conectar el cilindro consulte las instrucciones suministrada por el fabricante con respecto a como conectarlo al aparato.
  • Cuando vaya a encender la parrilla, hágalo con la tapa abierta, porque de lo contrario el gas puede concentrarse al interior y explotar al encenderse.
  • No olvide que las parrillas a gas y las eléctricas, tienen sus propias instrucciones de uso, que deben respetarse para alargar la vida útil.

¿Cómo guardarlas?

  • Fuera de temporada es fundamental guardarlas limpias y mantenerlas en un lugar protegido.
  • Si su parrilla es transportable, escoja un lugar seco y cúbrala con una bolsa de plástico o lona, para resguardarla de la lluvia y el polvo.
  • Si va a guardarla por un periodo de tiempo largo, proteja los quemadores con papel de aluminio para prevenir que insectos o escombros obstruyan las salidas de gas.
  • Cuando vuelva a usar su parrilla después de un período largo de almacenaje, siga todas las recomendaciones de uso y mantenimiento.

Links Relacionados:http://www.sernac.cl/consejos/detalle.php?id=2024

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Tipo de producto: Articulos de camping y parrillas

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame