Contenido principal

Pescados y Mariscos

En estas fechas aumenta el consumo de productos del mar, frescos y envasados. Por ello considere algunas recomendaciones antes de adquirir estos alimentos.

13 de abril de 2006

En estas fechas aumenta el consumo de productos del mar, frescos y envasados. Por ello considere algunas recomendaciones antes de adquirir estos alimentos.

  • Compre en establecimientos conocidos que estén sujetos a un control sanitario periódico (supermer­cados, pescaderías y otros puntos de venta de pescados y mariscos), que sean estables durante el año y que funcionen con patentes espe­cializadas.
  • Observe la higiene general de las instalaciones, utensilios y personal del lugar. Preocúpese de la correcta manipu­lación de los alimentos por parte de los encargados de atender las ventas.
  • Según el Reglamento Sanitario, los productos para la venta requieren conser­varse en frío (al menos a 3º bajo cero) en mesones con hielo. Y los congelados (a 18º bajo cero), en vitrinas de frío.
  • No compre en locales que expongan alimentos resecos o con coloraciones y olores que le parezcan anormales.

Antes de comprar pescados

  • Enteros. Deben estar duros y no ceder a la presión del dedo, debe tener la piel lisa, sin erosiones ni rasgaduras.
  • Trozados. Las presas deben estar duras y la superficie del corte, así como la espina dorsal, tener un color blanquecino y uni­forme, sin manchas amarillentas ni reflejos rojizos cerca de la espina.
  • Envasados. Hay que fijarse que el envase del producto este herméticamente cerrado, sin abolladuras ni daños exteriores.

Ojo con los mariscos

Si se compran frescos deben estar vivos. La manera de comprobarlo es al tacto ya que al tocarlos las conchas deben cerrarse.

Nunca olvide que, tanto los pescados como mariscos, cuando están frescos, no tienen mal olor (en proceso de descompo­sición) sino que poseen olor a mar.

Seguridad antes de preparar pescados y mariscos

Errores comunes Precauciones

Inadecuada refrigeración

Mantener los alimentos congelados o enfriados hasta que se consuman.

Mala calidad de la higiene general

Lavarse las manos regularmente.

Contaminación por una persona infectada

Los enfermos no deben manipular ni tocar los alimentos que consumirá la familia.

Cocción inadecuada

Siga las instrucciones contenidas en los envases o en las recetas, especialmente los de tiempo y temperatura de cocción.

Uso de utensilios contaminados

Mantener limpias las superficies de trabajo en la cocina y lavar los utensilios después de usarlos.

Contaminación cruzada entre alimentos

Mantener separados los alimentos.

Preparación adelantada de los alimentos

Comer inmediatamente después de preparar o recalentar los alimentos.

Links Relacionados:http://www.revistadelconsumidor.cl

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Mercados: Alimentos

Tipo de producto: Alimentacion

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame