Contenido principal

Cómo y dónde comprar sus alimentos

Algunas recomendaciones

05 de septiembre de 2006

Algunas recomendaciones

  • Factor tiempo: Lo ideal es tomarse el tiempo necesario
  • Tener la compra organizada
  • Elegir entre el almacén de la esquina o un gran supermercado, dependiendo de cuáles sean sus necesidades. Valore detalles como entrega de información veraz sobre los alimentos, respeto a las normas higiénico - sanitarias, etc.

Cadena del frío:

Cuando se trata de alimentos crudos o que requieren de refrigeración, el tiempo que debe transcurrir entre la compra del mismo y el almacenamiento refrigerado en el hogar debe ser lo más corto posible. Considere:

  • No debe tardar más de media hora.
  • Si no dispone de un freezer a mano, no los deje en el auto o en su lugar de trabajo.
  • Utilice bolsas isotérmicas, son de gran utilidad para mantener la cadena del frío.

¿Cómo llenar el carrito?

  • Empiece por los alimentos que no presentan problemas de conservación. Llene el carro con productos que no se rompan y que soporten el peso del resto de la compra.
  • Siga con aquellos que no necesiten frío (leches, jugos, bebidas).
  • Continúe con los alimentos refrigerados (yogures, pescados, carne). Al compartir todos el mismo espacio, el contacto con el aire es menor y mantienen el frío durante más tiempo.
  • Por último, adquiera los alimentos congelados. Ubíquelos en la misma zona donde puso los refrigerados. De esta manera retardaremos la descongelación.

Frutas y Verduras

Su manipulación está dada por el lugar donde la compremos. Si es en un almacén pequeño, será el vendedor quien la manipule, en cambio, si compramos en un supermercado, seremos nosotros mismos los responsables de hacerlo. Lo fundamental en este caso es proteger nuestras manos del contacto directo con el producto. En ellas es posible que se encuentren bacterias que podrían ser transmitidas a otras personas.

Donde comprar

  • Evalúe precio, calidad de los productos, trato del personal, imagen de marca del establecimiento, proximidad al hogar, limpieza.
  • Adecuados sistemas de refrigeración. Este es un gran indicador para los consumidores puesto que demuestran si los alimentos se están conservando de manera idónea. Los congeladores deben estar a una temperatura máxima de menos 18 ° C, y los frigoríficos, por debajo de los 6 ° C.
  • Buenas condiciones de higiene del local
  • Condiciones de higiene de todo el personal, por ejemplo, que el cajero no manipule al mismo tiempo alimentos.
  • Productos con etiquetas claras, pro ejemplo, del contenido del mismo y fechas de vencimiento.

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Mercados: Alimentos

Tipo de producto: Alimentacion

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame