Contenido principal

Consejos y recomendaciones para un correcto uso de parrillas

La mayoría de los chilenos tienen varias cosas en común, y hay tradiciones que pasan de generación en generación, como por ejemplo preparar un asado en familia. No es necesario que sea septiembre para realizar […]

25 de enero de 2018

La mayoría de los chilenos tienen varias cosas en común, y hay tradiciones que pasan de generación en generación, como por ejemplo preparar un asado en familia.

No es necesario que sea septiembre para realizar un encuentro familiar, y disfrutar de un asado a la parrilla. En efecto es una actividad bastante habitual entre las familias chilenas, por lo que es necesario tener en cuenta las precauciones que se deben tomar para evitar que ocurra un incidente, el que no solo puede afectar a quien realiza el asado, sino también a amigos, vecinos y cercanos.

Tenga presentes las siguientes recomendaciones y consejos para disfrutar de manera segura.

Recomendaciones

Primero que todo, en caso de vivir en departamento, se debe consultar el reglamento interno de la comunidad y si dicha actividad es permitida.

La Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) recomienda utilizar las parrillas que contengan su sello de aprobación para el uso de gas. En nuestro país, se puede verificar de manera fácil la presencia de dicho sello, ya que se encuentra adherido al cuerpo del objeto en sí. Además ésta placa contiene información adicional, como lo es el número de certificado SEC y el sello del laboratorio certificador.

En caso de tratarse de una parrilla eléctrica, revise que contenga el Sello SEC.

Intente cocinar siempre en espacios ventilados, y mantenga a los niños/as alejados de las posibles fuentes de ignición (enchufes, carbón, gas, metales calientes, etc)

En caso de emergencia, es de utilidad recordar los siguientes números telefónicos:

Consejos para el uso de parrillas a gas

  • Las parrillas a gas, deben ser usadas exclusivamente en espacios abiertos y bien ventilados. Nunca se debe utilizar en interiores una parrilla de gas diseñada para el uso en aire libre.
  • Las parrillas pueden liberar monóxido de carbono, un residuo de la combustión altamente tóxico.
  • Nunca se debe cocinar con la tapa abajo cuando las perillas de control estén en la posición de llama alta. Evite accidentes.

  • Se sugiere revisar la manguera y asegurarse de que no quede torcida o muy tensa. Recuerde que el gas licuado es inflamable y peligroso si no se maneja apropiadamente.
  • Si la manguera está dañada, debe sustituirla por una nueva que esté diseñada para el tipo de gas que utiliza la parrilla, y que debe estar certificada.
  • Asegúrese de no dejar algún sector de la manguera en contacto con las piezas calientes del asador.
  • Antes de usar la parrilla, verifique la correcta ubicación de los componentes (flexible, cilindros, espacios, etc.), de lo contrario aumenta la probabilidad de que haya un accidente, se inflame algo o incluso se produzca una explosión.
  • Recuerde que cada parrilla trae sus instrucciones de uso, las que debe respetar para alargar la vida útil de ésta, y por sobre todo, para resguardar su seguridad y la de quienes le rodean.

    Limpieza y mantención de parrillas

Para las parrillas en general:

  • Después de cada uso debe retirar los restos de comida y grasa que quedan pegados a ésta: así resguarda su salud (ante posible contaminación de los residuos), la calidad y sabor de los alimentos que cocinará a futuro, y reducir la posibilidad que la grasa adherida se pueda inflamar y provocar un incendio o explosión de la parrilla.
  • Limpiar periódicamente todas las superficies de la parrilla, sobre todo si se deja de usar por un tiempo.
  • En caso de las parrillas a gas, recuerde cortar el gas desde la perilla de control que posee el artefacto y del regulador del cilindro luego de cada uso, así evitará la fuga de éstos gases.
  • No lavar la rejilla mientras aún se encuentra a altas temperaturas.
  • Lavar los accesorios con abundante agua jabonosa, secar bien y a continuación proceda a guardarlos en un lugar seco. Siga las instrucciones del manual para una adecuada limpieza.

Para las parrillas a gas:

  • Limpieza general:

Apague la parrilla al menos 10 minutos previo a la limpieza.

Una vez apagada la parrilla, proceda a limpiar con implementos adecuados, tales como guantes y un cepillo metálico de mango largo. Frote con fuerza para remover todos los residuos pero con cuidado para no sufrir accidentes.

Quemadores:

Cuando el quemador está encendido, normalmente la llama se ve azul y posiblemente con una pequeña punta amarilla. Si la llama es mayoritariamente amarilla, podría indicar que hay un problema causado por la presencia de la grasa de los alimentos o arañas u otros insectos en el quemador, que estarían bloqueando la abertura éste. Si esto ocurre, cortar inmediatamente el gas desde el cilindro y revisar cuidadosamente.

Para la superficie externa de los quemadores se recomienda utilizar un cepillo de alambre, al igual que en las rejillas. En caso de que la parrilla haya estado almacenada durante un largo periodo de tiempo, es recomendable efectuar una limpieza a fondo de los quemadores para evitar inconvenientes.

Siempre siga las instrucciones entregadas por el proveedor para estas actividades.

  • Bandeja de goteo:

Límpiela y retire los residuos cada vez que la utilice para evitar que se llegue a inflamar.

Revise las recomendaciones del proveedor para el recambio y limpieza de bandeja cuando proceda, dependiendo del tipo de parrilla.

Por último pero no menos importante, disfrute del asado junto a la familia y amigos, siempre de manera SEGURA.

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Tipo de producto: Articulos de camping y parrillas

Seguridad de productos: Consejos de seguridad

Reclamar
LLámame