Contenido principal

Ruido en juguetes

La exposición al ruido excesivo proveniente de juguetes puede causar riesgo de lesiones irreversibles para el oído y capacidad auditiva de los niños. 

09 de mayo de 2013

bomberos

Al comprar o usar juguetes con ruido, siga las siguientes recomendaciones a fin de evitar estos riesgos.

  • Antes de comprar un nuevo juguete, revise bien el nivel de volumen del ruido que emite. Si el sonido es demasiado alto para usted, será también demasiado alto para el niño y es preferible no comprarlo o comprar otro juguete menos ruidoso.
  • Evite comprar los juguetes que advierten no utilizar cerca de los oídos, ya que los niños lo olvidarán mientras juegan.
  • No es recomendable elegir un juguete que al funcionar le obligue a levantar la voz, ni aquel que esté desprovisto de un control de volumen.
  • Revise los juguetes ruidosos que hay en casa. Si un juguete le gusta mucho a su hijo, intente quitarle las pilas o batería, esto es mejor que permitir un daño auditivo a su hijo.
  • Los instrumentos musicales, los tambores de juguete y las armas con efectos sonoros pueden ser dañinos o al menos, causar irritabilidad. En algunos casos sería mejor reemplazarlos por otros menos ruidosos o restringir su uso para áreas de juego en el exterior.
  • Se aconseja jugar con los niños para que éstos utilicen bien los juguetes y no se los acerquen más de la cuenta a los oídos. En caso de no poder controlarlo, se recomienda cubrir con una cinta adhesiva la salida de sonido en los parlantes o altavoces, para amortiguar y reducir el volumen.
  • El lugar en que se guardan los juguetes afecta también el nivel de ruido. Las cajas de madera o plástico producen mucho ruido cuando el niño revuelve todo buscando los juguetes o vacía el contenido de las cajas en el suelo. Forre las cajas con fieltro o tela para reducir el ruido. Los juguetes también se pueden guardar en cestos o bolsas de género.
  • Además de la seguridad y los aspectos molestos de los juguetes ruidosos, los padres deberían considerar también que los juguetes ruidosos transmiten a los niños la idea de que la salud auditiva no es importante.
  • Los efectos perjudiciales de la exposición reiterada a ruidos intensos durante la vida de una persona es algo sobre lo que debiera advertirse a los niños. Educar a los niños acerca de la importancia de conservar su capacidad auditiva como medida de prevención y enseñarles hábitos de escucha saludables es tan importante como concentrarse en la fuente directa del ruido.
  • No olvide que la prevención o detección a tiempo puede ayudarle a vivir mejor. Si va a regalar algo a un niño, procure que sean juguetes creativos, que fomenten el juego en equipo, la productividad y sobre todo la imaginación sana de los juegos.
  • Finalmente, recuerde que el ruido no es malo en sí mismo, sino que lo es cuando es excesivo. La estimulación auditiva es beneficiosa para el desarrollo de los niños, siempre y cuando existan límites respecto de la intensidad de los sonidos.

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Tipo de producto: Jugueteria

Seguridad de productos: Consejos de seguridad

Reclamar
LLámame