Contenido principal

Análisis de Productos Alimenticios Enriquecidos con Acidos Grasos Omega 3 (Mayo, 2001)

Conozca los análisis realizados a los productos que se ofrecen en los supermercados de la Región Metropolitana como alimentos enriquecidos con Omega 3, Huevos Omega 3, Margarina Belmont Omega 3 y Leche Omega Plus de Nestlé.

04 de marzo de 2004

Conozca los análisis realizados a los productos que se ofrecen en los supermercados de la Región Metropolitana como alimentos enriquecidos con Omega 3, Huevos Omega 3, Margarina Belmont Omega 3 y Leche Omega Plus de Nestlé.

Resumen Ejecutivo

Los productos alimenticios enriquecidos con ácidos grasos Omega 3 se comercializan desde hace décadas en países orientales y occidentales. Últimamente, se observa su aparición en el mercado nacional.

La popularidad de los ácidos grasos Omega 3 comenzó en la década de los 70, cuando un grupo de investigadores daneses demostró que el bajo índice de mortalidad por infartos al corazón de los esquimales de Groenlandia se debía a la elevada ingesta de estos nutrientes en una alimentación basada casi exclusivamente en productos marinos (un promedio de 400 gramos de pescado al día).

Estudios científicos posteriores establecieron que algunos ácidos grasos Omega 3 son necesarios para la mantención del metabolismo del ser humano y que la dieta occidental presenta actualmente un déficit importante en su ingesta. Ello ha motivado a que en muchos países se elaboren alimentos de consumo habitual enriquecidos con ácidos grasos Omega 3, los que son conocidos como "alimentos funcionales" o "nutracéuticos".

Los ácidos grasos Omega 3 más importantes son el EPA y el DHA, y en grado menor, el llamado precursor: ácido alfa linolénico. Los dos primeros están presentes en los alimentos de origen marino, especialmente en los peces grasos como jurel, sardina, atún, salmón o trucha. El EPA ejerce una acción beneficiosa en la salud cardiovascular y el DHA se considera fundamental en la formación del tejido nervioso y visual, asociándose su requerimiento con las primeras etapas del desarrollo tanto intra como extrauterino. El ácido alfa linolénico, por su parte, se encuentra en algunos aceites vegetales comestibles, especialmente los de canola, soya, linaza o maíz y también en vegetales verdes como repollo, espinaca, brocoli o lechuga. Una vez que este ácido, de menor complejidad que los anteriores, ingresa al organismo es transformado en DHA y posteriormente en EPA, por los tejidos que tienen la capacidad de biosintetizarlos tales como hígado, gónadas y, en menor escala, cerebro y tejido adiposo. Se estima que un 5% del ácido alfa linolénico que se ingiere sufre este proceso, que se conoce como retroconversión.

Dado que en el mercado nacional se ofrecen actualmente al consumidor algunos productos que declaran estar enriquecidos con ácidos grasos Omega 3, SERNAC estimó importante conocer y analizar las características de tales productos y, adicionalmente, conocer de estos ácidos grasos y sus potenciales beneficios para la salud de la población.

En particular, SERNAC detectó tres productos que cumplen con esta característica: huevos, margarina y leche. Los huevos, de la marca Omega 3, que indican en su envase ser "el huevo diferente", "con mayor contenido de ácidos grasos omega 3" y aportar esos nutrientes en una cantidad entre 2 y 4 veces más que los huevos tradicionales.

La margarina, de la marca Belmont Omega 3, señala en su envase "cuida tu corazón" y declara su contenido total de Omega 3 y, específicamente, el de EPA y DHA.

Y, finalmente, la leche marca Omega Plus de Nestlé, señala que "ayuda a tu corazón" y que "aporta ácidos grasos esenciales Omega 3 y Omega 6 en una relación recomendada que ayuda a un buen funcionamiento del organismo". Su información nutricional incluye la cantidad de ácido alfa linolénico (Omega 3) y de ácido linoleico (Omega 6).[1]

Las cuatro preguntas centrales del estudio fueron las siguientes:

1. ¿Cuál es el aporte en ácidos grasos Omega 3 de los productos que declaran estar enriquecidos con ellos? ¿Cuán relevante es dicho aporte respecto de los requerimientos diarios recomendados[2]?

2.

Productos similares, no enriquecidos ¿Tienen algún contenido de Omega 3 y en qué cantidad?

3. ¿Cuáles son las diferencias de precio entre los productos que declaran estar enriquecidos y sus similares que no lo declaran? ¿Tienen justificación tales diferencias?

4. La rotulación de componentes en estos productos ¿corresponde con su composición efectiva?

La hipótesis de trabajo de esta investigación fue la siguiente: productos enriquecidos con ácidos grasos Omega 3 aportan una cantidad no significativa de estos nutrientes, en relación con los requerimientos diarios recomendados. Por lo tanto, pueden obtenerse ingiriendo, en una mayor proporción, alimentos que los contienen en forma natural (como el pescado y algunos vegetales verdes).

Para determinar la presencia de los 3 productos enriquecidos en los supermercados de diversos sectores de la Región Metropolitana, SERNAC realizó una encuesta entre el 7 y 8 de mayo recién pasado. Se verificó que la margarina y la leche enriquecidas se ofrecen en casi todos los sectores. En cambio, los huevos Omega 3 solamente se encuentran en los supermercados Jumbo, Carrefour, Ekono y Almac ubicados particularmente en el sector oriente de la capital, y en algunos supermercados Líder de otros sectores.

Se adquirieron muestras de los productos antes señalados y de similares que no declaran estar enriquecidos con Omega 3; proceso en el cual SERNAC emuló el comportamiento de un consumidor cualquiera; posteriormente, todas las muestras fueron sometidas a análisis químico con el fin de determinar sus características y diferencias en relación con el aporte de este nutriente.

Los productos analizados fueron los siguientes:

Cuadro Nº A

Muestra de Productos Analizados

PRODUCTOS ENRIQUECIDOS NO ENRIQUECIDOS
1 HUEVOS Omega 3 Yemita, Ekono y Santa Marta.
2 MARGARINA Belmont Omega 3 Margarina Belmont 0% Colesterol.
3 LECHE Omega Plus de Nestlé Leche Sur Nestlé (entera)

Los análisis se efectuaron en el laboratorio del Centro de Estudios en Ciencia y Tecnología de los Alimentos (CECTA) de la Universidad de Santiago de Chile.

Es necesario considerar que los resultados obtenidos en esta investigación son solamente válidos para las muestras sometidas a análisis, dado que éstas no tienen representatividad estadística.

En el cuadro siguiente se resumen los principales resultados obtenidos en la comparación entre ambos tipos de productos:

Cuadro Nº B

Contenido de ácidos grasos Omega 3, Omega 6 y colesterol en los productos que declaran estar enriquecidos con Omega 3 y sus similares que no lo declaran.

OMEGA 3 OMEGA 6
EPA g/porción (*) DHA g/porción Ácido alfa linolénico g/porción Ácido linoleico g/porción Colesterol mg/porción Precio promedio $/porción
Huevos Omega 3 Huevos comunes 0,021 0,015 0,174 0,172 0,184 0,021 0,861 0,878 199 248 137 57
Margarina Belmont Omega 3 Margarina Belmont 0% Colesterol 0,025 0 0,016 0 0,270 0,230 0,656 0,642 0,48 0 15 12
Leche Nestlé Omega 3

Leche Nestlé Sur entera

0 0, 002 0 0,005 0,106 0,076 0,739 0,144 2,44 4,16 110 80

(*) Las porciones están indicadas por los proveedores en el envase de los productos y son distintas en los tres casos: 1 unidad para el caso de los huevos, 7 gramos para la margarina y 200 ml para la leche.

Los principales resultados que se extraen del cuadro anterior son los siguientes:

c En relación a los Huevos:

a) En los Huevos Omega 3 una porción (una unidad) contiene 0,195 g de EPA+DHA. Esta cantidad, sin considerar el aporte entregado por el ácido alfa linolénico que también está presente, equivale al 20% del gramo diario cuya ingesta recomiendan los nutricionistas[3].

b) Los huevos comunes analizados (Yemita, Ekono, y Santa Marta) aportan EPA +DHA en cantidades muy similares (un promedio de 0,187 gramos) a las de los Huevos Omega 3, lo que equivale a un 19% de los requerimientos diarios recomendados. Es probable que los huevos comunes analizados provengan de gallinas alimentadas con harina de pescado, lo que explicaría su aporte en EPA y DHA.[4]

c) Las mayores diferencias entre ambos tipos de huevos están dadas por: su cantidad de ácido alfa linolénico (un 90% más alto en los huevos Omega 3, lo que aumentaría su aporte en Omega 3 en un 1% del requerimiento diario por unidad), su contenido de colesterol (25% más alto en los huevos comunes) y su precio (2,4 veces más altos en los huevos Omega 3).

c Con relación a las Margarinas:

a) Si se consumen 35 gramos de Margarina Belmont Omega 3 (es decir cinco tostadas untadas cada una con una porción de siete gramos), la cantidad de EPA+DHA que se ingiere alcanza a 0,200 gramos, lo que equivale al 20% del requerimiento diario recomendado, al que se suma un 7% aproximado que es aportado por su contenido de ácido alfa linolénico (1,35 g por porción).

b) La mayor diferencia entre las margarinas analizadas (Margarina Belmont Omega 3 y Margarina Belmont 0% Colesterol) está dada por el contenido de EPA y DHA (la Margarina Belmont 0% Colesterol no contiene EPA ni DHA, aunque sí un porcentaje importante de ácido alfa linolénico) y el precio (un 25% más alto en la Margarina Belmont Omega 3).

c Con relación a la Leche:

a) La Leche Omega Plus de Nestlé no contiene EPA ni DHA y su aporte de Omega 3 está dado por una cantidad no significativa de ácido alfa linolénico. Sería necesario consumir varios litros de producto para llegar a obtener un contenido relevante de EPA y DHA en el organismo, puesto que se estima que sólo un 5% del ácido alfa linolénico que se ingiere sufre esta conversión.

b) La tradicional Leche Sur de Nestlé contiene una pequeña cantidad de EPA y DHA y también ácido alfa linolénico, aunqu, e en una cantidad algo menor que la que está presente en la Lecha Omega Plus.

c) El precio entre ambos productos no es comparable, ya que la Leche Omega Plus tiene un contenido adicional recomendable de vitaminas, que no está presente en la Leche Sur.

d) En forma adicional, la Leche Omega Plus de Nestlé contiene ácido linoleico (omega 6) en una proporción de 7:1 con el ácido alfa linolénico (Omega 3), lo que es adecuado a la recomendación de los nutricionistas en el sentido que ésta no sea superior a 10:1.

Las principales conclusiones del estudio, son las siguientes:

→ Los productos enriquecidos con Omega 3 que se comercializan en la capital contienen efectivamente los nutrientes que declaran, y en la misma cantidad que se especifica en los respectivos rótulos. Sin embargo, este aporte corresponde, en general, a cantidades no superiores al 27% de los requerimientos diarios recomendados.

→ Los Huevos Omega 3 tienen un contenido importante de EPA+DHA y, en especial de DHA, lo que favorece fundamentalmente a niños y madres embarazadas. Sin embargo, las muestras de huevos comunes también contienen dichos nutrientes, aunque en cantidad algo inferior pero a un precio 2,4 veces más bajo que los primeros. El consumidor deberá evaluar si esta diferencia de precios justifica el pequeño aporte superior de EPA y DHA de los primeros por sobre los segundos. Cabe hacer presente que los huevos enriquecidos presentan un contenido significativamente más alto de ácido alfa linolénico y más bajo de colesterol.

→ La Margarina Belmont Omega 3 presenta un enriquecimiento relevante de ácidos grasos Omega 3; dado fundamentalmente por su alto contenido de EPA+DHA, y en especial de EPA, lo que representa un efecto beneficioso frente a las enfermedades cardiovasculares. En tanto, la Margarina Belmont 0% Colesterol, no contiene EPA ni DHA. Por lo tanto, el producto enriquecido aporta nutrientes que no aparecen en el tradicional, a un precio 25% más alto y en una cantidad que significa un 20% del requerimiento diario de EPA+DHA en la dieta.

→ El enriquecimiento en Omega 3 de la Leche Omega Plus de Nestlé está dado solamente por su contenido en ácido alfa linolénico, pero en una cantidad no significativa. Lo destacable en la composición de esta leche es que contiene Omega 6 y Omega 3 en la proporción recomendada y un importante aporte en vitaminas A, D y E que no están presentes en la leche común analizada, cuestión que no las hace comparables desde el punto de vista de su precio.

→ El consumo de productos enriquecidos con Omega 3 debería considerarse solamente como una contribución a mejorar la ingesta de los señalados ácidos grasos, dado que éstos pueden ser proporcionados, en mayor medida, por los pescados grasos, para el caso del EPA y el DHA, y por los vegetales verdes, para el caso del ácido alfa linolénico.

→ En materia de rotulación, en todos los productos estudiados la información declarada en el envase por los productores, tanto en lo referido a su contenido de ácidos grasos Omega 3 como de colesterol, energía, proteínas, grasas e hidratos de carbono, se ajustó a las cantidades que fueron determinadas por medio del análisis químico realizado.


[1] Los nutricionistas recomiendan una proporción equilibrada entre Omega 6 y Omega 3, no mayor de 10 veces la cantidad de los primeros por sobre los segundos.

[2] Se ha establecido que el requerimiento de ácidos grasos Omega 3, especialmente de EPA, de un adulto sano es de 1 gramo al día. Ver Valenzuela, Alfonso "Aceites y Grasas" diciembre 2000, pág. 527.

[3]Newton, I.S. (1998). World Rev. Nutr. Diet 83, 199-209

[4] Cabe señalar que los tradicionales huevos de aves de campo no suelen contener dichos ácidos grasos dado su alimentación sin harina de pescado.

Archivos para descargar

Dirección externa

Galería

Tags

Mercados: Alimentos

Estudios: Calidad y seguridad de productos y servicios

Reclamar
LLámame