Contenido principal

Recomendaciones Seguridad: Cascos para Ciclistas

El casco es uno de los implementos más importantes en la seguridad de un ciclista. Previene lesiones o traumatismos en la cabeza. Es por ello que si va a comprar o utilizar un casco, fíjese […]

30 de enero de 2013

El casco es uno de los implementos más importantes en la seguridad de un ciclista. Previene lesiones o traumatismos en la cabeza.

Es por ello que si va a comprar o utilizar un casco, fíjese en las siguientes recomendaciones:

  1. Escoja su casco considerando sus necesidades y sus medidas. Éstos están diseñados para ser livianos, confortables y protegerlo contra impactos, sin embargo ciertas características dependerán de su uso previsto (deporte, ruta, montaña, etc).
  2. Sepa que los cascos constan básicamente de 2 partes: una película protectora que puede ser de plástico o de carcasa y una capa de poliestireno expandido. La capa exterior protege al poliestireno del desgaste ocasionado por el sol, la lluvia y la humedad manteniéndolo unido y compacto. El poliestireno es el encargado de absorber los impactos.
  3. Igualmente importante es la ventilación. Ésta ayuda a la circulación del aire sobre y alrededor de la cabeza, lo que lo ayuda a mantenerse cómodo y fresco mientras conduce.
  4. Ponga atención a las correas o sistemas de sujeción del casco. El casco debe mantenerse en su lugar aún frente a rebotes, saltos o sacudidas en la conducción.
  5. Prefiera cascos de colores vivos o fluorescentes que sean claramente visibles para los otros ciclistas y conductores.
  6. Acomode el casco de manera que quede ajustado. La mayoría de los cascos nuevos incluyen almohadillas de espuma de distintos tamaños para ajustarlo al tamaño de la cabeza.
  7. Amarre la correa de la barbilla cada vez que se suba a la bicicleta. Abroche la correa firmemente a la garganta.
  8. Conecte la hebilla de acuerdo a las instrucciones proporcionadas en su casco y empuje la correa hasta que ésta esté ajustada contra su garganta. Esto asegura que su casco no se desprenderá en caso de un fuerte impacto.
  9. Reemplace su casco después de un golpe significativo. El impacto puede ocasionar grietas o daños estructurales ocultos, que comprometerían su protección en un eventual impacto posterior.
  10. Reemplace su casco conforme a lo sugerido por el fabricante (aproximadamente luego de 5 años). El daño de un casco no se percibe fácilmente cuando los rayos UV y el desgaste han debilitado su estructura.
  11. Reemplace su casco si las correas ya se encuentran gastadas o deshilachadas. Es necesario mantener un buen nivel de sujeción del casco a la cabeza.
  12. Evite colgar su casco del manubrio o de las palancas de freno. Esto puede causarle abolladuras y ralladuras.
  13. Cuando no esté usando su casco, guárdelo en un área protegida. Es mejor guardar su casco en la caja de embalaje o en una bolsa de nylon.
  14. No lance su casco al asiento trasero o dentro de la maleta del auto, especialmente en días calurosos. El casco se puede dañar si rueda o está sujeto a altas temperaturas.
  15. Complemente su seguridad con otros implementos, tales como prendas de vestir y calzado adecuado, lentes de sol, luces, bocina, entre otros.

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Seguridad de productos: Consejos de seguridad

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame