Contenido principal

Lavadoras

Consejos prácticos a la hora de elegir una lavadora

21 de junio de 2006

Consejos prácticos a la hora de elegir una lavadora

{foto2}Según el tipo de carga: frontal o de carga superior. En el caso de las frontales, la ropa se introduce, por una puerta delantera y, en caso de carga superior, por una puerta en la parte de arriba. Para las personas que sufren de dolores de espalada son mejores estas últimas puesto que no necesitan agacharse y evitan posiciones incómodas.

Según sus funciones: existen lavadoras propiamente tal y lavadoras secadoras. La segunda además de ser lavadora es secadora, por tanto sería como dos electrodomésticos en uno y, obviamente, el precio es superior. La compra de esta última se justifica sólo en la medida de no contar con colgadores en su casa o si el volumen de ropa es tanto que en invierno no alcanza a secarse. En otros casos, puede resultar una inversión poco rentable.

Capacidad: Es el número de kilogramos máximo de ropa que podemos introducir en ella por lavado. Suele oscilar entre cuatro y seis, depende del tamaño del tambor y su anchura. Para una familia numerosa serán mejor las de más kilos. A más capacidad, mayor será el precio de la lavadora.

Velocidad de centrifugado: Se suele medir en r.p.m. (revoluciones por minuto). Es el número de vueltas máximo que puede dar el tambor por minuto. Un mayor número de r.p.m. permite escurrir mejor la ropa a la lavadora. Normalmente, a más r.p.m. mayor será el precio de la lavadora. Lo ideal es que no sea de menos de 700 r.p.m.

Consumo: Hay unas etiquetas que marcan flechas de colores y una letra de la A la G. Las lavadoras más eficientes serán las A y las menos eficientes o de mayor consumo de energía las G

Número de programas: Depende de la lavadora y es interesante que tenga varios para distintos tipos de tejidos. Cada programa tiene unas características de temperatura y velocidad de centrifugado. Lo mejor es que cuente con al menos cinco.

Nivel de ruido: Resulta muy incómodo que hagan mucho ruido al lavar. El nivel de ruido suele venir marcado en decibeles en una de las etiquetas de la lavadora y suele depender de las vibraciones que tenga. Cuantos menos decibeles, menor ruido.

Importante:

  • Asegúrese de que la póliza venga timbrada y firmada. Con ella podrá hacer valer la garantía en caso de cualquier desperfecto.
  • Cuando reciba la lavadora, revísela por los cuatro lados. Informe a la empresa si encuentra algún problema.
  • Asegúrese de que la lavadora sea instalada por un especialista o algún servicio técnico. Si la instala una persona inexperta podría incluso perder la garantía.

Links Relacionados:http://www.consumer.es

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Seguridad de productos: Consejos de seguridad

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame