Contenido principal

Al comprar zapatos escolares

Siga las siguientes recomendaciones para comprar los zapatos escolares. No olvide leer la rotulación y mantener el calzado en buenas condiciones al guardarlos.

08 de febrero de 2011

Siga las siguientes recomendaciones para comprar los zapatos escolares. No olvide leer la rotulación y mantener el calzado en buenas condiciones al guardarlos.

  1. Es fundamental fijarse en el tipo de material utilizado en la capellada (parte superior visible del calzado), forro y planta.Las costuras deben ser parejas alrededor del zapato. Dan una mayor firmeza y seguridad. Sus protuberancias dañan el pie.
  2. La punta tiene que ser amplia para permitir la circulación de aire al interior de la horma, evitar los malos olores y permitir el posicionamiento normal de los dedos.
  3. El talón debe ser duro para mantener los pies en buena posición y evitar lesiones (talón con contrafuerte premoldeado). A la vez, debe tener cierta flexibilidad para que el zapato mantenga la forma.
  4. La lengüeta cumple un fin estético, en su interior debe estar forrada con badana para que el empeine no transpire.

La Rotulación


  1. País de fabricación
  2. Número del calzado (talla del zapato)
  3. Nombre y Rol Único Tributario de fabri­cante (nacional o importador)
  4. Tipo de material utilizado en su elabo­ración, indicando por separado el material usado en la capellada, forro y planta.


Al probarse los zapatos

  • Hay que empezar probándose el pie más grande y siempre probarse ambos. Recuerde que es normal que existan diferencias de tamaño entre ambos pies.
  • Es útil que el escolar el menor se pruebe el zapato con el tipo de calcetines o calcetas que usará en el año, y después de un día de actividad normal, cuando sus pies no estén hinchados.
  • El dedo más largo del pie no debe llegar a la punta del zapato al caminar y no debe tener roce con éste.
  • Si está dentro de su presupuesto, prefiera un par de zapatos de cuero más que uno sintético. Evitan daños por transpiración tanto al pie como al zapato.


Para un correcto cuidado

  • Lústrelos regularmente, y si se han mojado, ponga papel absorbente en su interior hasta que se sequen completamente.
  • No los exponga a fuentes directa de fuego o calor.
  • Guárdelos en lugares donde no sean presionados, para evitar que el calzado se aplaste ni pierda su forma original. Ojalá en las cajas en que venían al comprarlos.

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame