Contenido principal

Tentadoras promesas

Casi todos hemos comprado más de alguna vez un “producto milagro”. Sabemos que la publicidad de estos productos promete demasiadas cosas buenas para ser verdad.

10 de enero de 2011

Casi todos hemos comprado más de alguna vez un "producto milagro". Sabemos que la publicidad de estos productos promete demasiadas cosas buenas para ser verdad.

  • Una característica de los "productos milagro" es el uso ilimitado de publicidad que suele ser muy alejada de la realidad con "promesas demasiado buenas para ser verdad". Por ejemplo, los productos que prometen bajar de peso sin ningún esfuerzo físico, olvidando a los especialistas en nutrición que recomiendan ejercicios diarios y una dieta balanceada.
  • Para que esté informado/a , respecto de cuáles son sus derechos, le informámos cuáles son sus derechos en materia de publicidad.


Publicidad engañosa
  • Es su derecho como consumidor que la publicidad no lo induzca a engaño y que lo que anuncia o promete se cumpla y sea posible de comprobar
  • Por eso, si el producto adquirido no cumple con los atributos descritos es su derecho reclamar directamente ante el vendedor donde realizó la compra. Si no obtiene respuesta o ésta es insatisfactoria, puede recurrir al SERNAC para buscar una solución extrajudicial o acudir directamente al Juzgado de Policía Local.
  • En los casos de publicidad engañosa, la Ley faculta al juez para que incluso disponga la suspensión de las emisiones publicitarias cuando la gravedad de los hechos y los antecedentes acompañados así lo ameritan.
  • La empresa debe informar de cualquier potencial riesgo y entregar las indicaciones necesarias para su empleo.

¿Pueden los consumidores reclamar o exigir indemnizaciones?

  • Todo consumidor que sufra daño por una promesa incumplida de las empresas, tiene derecho a reclamar y a exigir las indemnizaciones correspondientes.

Consejos

  • Evite las promesas demasiado buenas para ser verdad como descuentos increíbles, negocios ventajosos y regalos "gratuitos".
  • No confíe en testimonios que afirmen resultados asombrosos.
  • Tenga cuidado con los productos o tratamientos que son publicitados como una rápida y efectiva cura a todo tipo de enfermedades o para un dolor no diagnosticado.
  • Lea todos los términos y las condiciones.
  • Pregunte, busque asesoría profesional, particularmente si el servicio considera el envío de grandes cantidades de dinero.
  • Investigue el negocio: sepa con quién está tratando. Haga una búsqueda en Internet con el nombre del producto/compañía, y verifique cualquier contacto o detalle.

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame