Contenido principal

Más barato no significa menos derechos

Comenzó la época del 2×1, las súper rebajas, los días “con letra” y promociones varias que tientan al bolsillo. Pero recuerde que “más barato” no significa menos derechos.

24 de agosto de 2011

Comenzó la época del 2x1, las súper rebajas, los días "con letra" y promociones varias que tientan al bolsillo. Pero recuerde que "más barato" no significa menos derechos.

  • La tentación de llevar dos productos por el valor de uno, conseguir un abrigo o una estufa a mitad de precio, está a la vuelta de la esquina.
  • Pero ¿qué pasa si llega feliz a la caja y descubre que la oferta no incluía ese abrigo pero nadie le avisó? ¿O el producto salió malo y no se lo quieren cambiar por ser de "liquidación"? Lo más probable es que haya pasado rápidamente del entusiasmo de la compra conveniente, a la frustración.
  • El SERNAC recuerda que no porque el producto se ofrezca más barato, tiene menos derechos.
  • Suele pasar con las liquidaciones que pensamos que los productos no tienen garantía por tener bajos precios. No obstante, generalmente se trata de productos nuevos, que aunque se ofrezcan más baratos, no pierden la garantía legal, es decir, su derecho a que se lo cambien, lo reparen o le devuelvan lo pagado si éste sale malo.
  • Esto quiere decir que si compró un producto nuevo en liquidación, por ejemplo, como parte de un 2x1, y éste falla, tiene derecho a exigir un producto equivalente en calidad y características manteniendo su derecho a garantía.
  • Por lo tanto, si se encuentra con timbres en las boletas o avisos en que la tienda le informa que no se devuelve lo comprado en liquidación, recuerde que no tienen ninguna validez y usted puede exigir sus derechos.
  • Sólo los productos usados o refaccionados no tienen garantía, siempre y cuando le informen que se trata de productos con esas características. No obstante, aunque sean artículos usados, todo consumidor tiene derecho a adquirir bienes de calidad y a que sean aptos para su uso, y a exigir indemnizaciones cuando eso no ocurre.
  • Asimismo, en toda promoción u oferta, los consumidores tienen derecho a que se les explique claramente en qué consiste la oferta y no confundirlo con la información.
  • Los precios informados se deben respetar así como los anuncios o promesas publicitarias se tienen que cumplir tal como si estuvieran escritas en un contrato.
  • Todos los productos disponibles son parte de la oferta, incluso los que se están exhibiendo en las vitrinas, a no ser que se advierta oportuna y claramente a través de letreros que se trata sólo de objetos decorativos y no están a la venta. Pero si no es así, el vendedor tiene la obligación de sacarlo de la vitrina.
  • Cuando se trata de promociones o concursos, las empresas no pueden desentenderse de su obligación de informar con sólo decir "bases ante notario" o "hasta agotar stock" sin detallar la cantidad de productos.
  • Como muchas promociones u ofertas se publicitan hoy a través de Internet, también hay que tomar en cuenta que la sola visita al sitio no implica obligación alguna para el consumidor. Todo lo que allí se promete debe ser cumplido ya que se considera parte del contrato.
  • Para conocer sus derechos y saber cómo ejercerlos puede acudir a SERNAC ( www.sernac.cl o 600 594 6000)
Notas relacionadas

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame