Contenido principal

Aprenda a consumir sustentablemente

Como personas consumidoras, podemos elegir consumir bienes y productos en forma sustentable, es decir, consumir en forma responsable con el medio ambiente, teniendo en cuenta las repercusiones a corto, mediano y largo plazo para nuestro planeta. las decis

14 de junio de 2005

Como personas consumidoras, podemos elegir consumir bienes y productos en forma sustentable, es decir, consumir en forma responsable con el medio ambiente, teniendo en cuenta las repercusiones a corto, mediano y largo plazo para nuestro planeta. las decis

Aquí encontrarás algunas ideas sobre cómo y por qué hacerlo

El uso excesivo de combustibles fósiles ha generado altos niveles de contaminación, la quema de estos componentes libera bióxido de carbono a la atmósfera, creando condiciones para el calentamiento global y la lluvia ácida. Es por esto que debemos reducir nuestra dependencia de los recursos naturales agotables; necesitamos fuentes de energía alternativas y renovables ahora.

El ahorro de energía es un tema que demanda soluciones individuales y globales. Hay un gran número de acciones que podemos tomar cada día para disminuir el uso de energía.

Recuerda que el ahorro de energía es ahorro de dinero. Algunas alternativas son:

- Comprar ampolletas halógenas y tubos fluorescentes, son más eficientes energéticamente.

- Apagar las luces en habitaciones vacías.

- Utilizar luz y ventilación natural como forma de ahorrar luz y dinero.

- Evitar abrir la puerta del refrigerador a cada rato.

- No utilizar más agua caliente de la que necesitamos; usar la ducha de manera racional.

- Utilizar aparatos eléctricos que se conecten a la red de electricidad.

- Las pilas y baterías desechables son altamente contaminantes. Si necesitamos usar pilas, podemos preferir las que son recargables.

- Sellar puertas y ventanas a prueba de corrientes de aire.

- Asegurarse que al sustituir los aparatos electrodomésticos viejos, comprar los que hagan un uso más eficiente de energía.

- Deja de usar aerosoles. Contienen sustancias químicas contaminantes que no se pueden reciclar.

- Disminuir el uso del auto, ya que es la fuente más grande de emisiones de CO2 y producen otros gases de efecto invernadero.

- Reparar las llaves que goteen. Una gota por segundo se convierte en 30 litros diarios que se pierden.

- Mientras te cepillas los dientes, cierra la llave. Sólo ábrela para enjuagarte.

- No tirar a la taza del baño tampones, toallas higiénicas o pañales, porque se tapan las cañerías y no permite una adecuada limpieza y drenaje.

- Nunca tires al desagüe sustancias químicas de uso doméstico, como aceite, aguarrás o pinturas.

- Rechazar la utilización innecesaria de empaque.

- Regresar las botellas y envases siempre que puedas; comprar botellas reornables si es posible.

- Reutilizar tanto como se pueda. Artículos como sobres, botellas y bolsas de plástico pueden reutilizarse.

- Buscar el logo de reciclaje en los envases de los productos que compras. Como comprador puedes ejercer tu poder de compra para hacer la diferencia. Pero ojo: las etiquetas de algunos productos sólo indican que una parte de su contenido es reciclado y otras te informan que los componentes del producto pueden reciclarse con facilidad.

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame