Contenido principal

Cómo ahorrar electricidad

Ha comenzado el otoño y pronto vendrá el invierno, por lo tanto, los días serán más cortos que las noches. La crisis energética argentina, por su parte, afectará el abastecimiento de gas en nuestro país […]

04 de mayo de 2004

Ha comenzado el otoño y pronto vendrá el invierno, por lo tanto, los días serán más cortos que las noches. La crisis energética argentina, por su parte, afectará el abastecimiento de gas en nuestro país y además la disponibilidad de electricidad. Sumado a estos dos acontecimientos, el crecimiento económico de Chile que -entre otras expresiones- ha producido un incremento de los electrodomésticos y productos electrónicos en nuestros hogares han relevado la necesidad de poner mayor atención a nuestro consumo de electricidad en el hogar. Nadie está exento de ahorrar energía, porque al fin de cuentas la economía nacional es -como todos sabemos- la expresión de la situación que vive cada chileno y chilena en su hogar.

¿Qué podemos hacer para ahorrar electricidad?

Hagamos una sencilla revisión en la instalación eléctrica de nuestro domicilio.

  • ¿Existen "fugas" de electricidad? Durante el día, apague todas las luces, desconecte todos los aparatos eléctricos y verifique que el disco del medidor NO siga girando. Si lo hace, es necesario revisar la instalación.

  • ¿Cómo están conectados los aparatos eléctricos de su hogar? Nunca debe conectarlos en un mismo enchufe, porque sobrecarga su instalación y corre el peligro de sobrecalentamiento, vale decir, puede causar un incendio.

  • ¿Qué tipo de luces emplea para iluminar su hogar? No olvide que existen diferentes tipos. Algunos son muy económicos, por ejemplo, los fluorescentes consumen lo mismo que la ampolleta de filamento, pero iluminan más. También, están las lámparas de halógeno, cuestan más pero iluminan mejor. Con una adecuada combinación de estos recursos, es posible ahorrar significativamente, sin perder capacidad de iluminación.

  • ¿Cuánto consume cada uno de nuestros artefactos eléctricos? Comparemos la potencia promedio -en watts- de cada uno de los siguientes aparatos eléctricos:

El uso eficiente de los aparatos eléctricos no significa disminuir nuestra calidad de vida, por el contrario, se trata de reflexionar y hacer un cambio de hábito y actitud que favorezca una mayor eficiencia en el uso de la energía, la protección de la economía familiar y la preservación de nuestro entorno natural. En concreto, significa optimizar el uso de cada artefacto, por ejemplo, usar la lavadora con carga completa, planchar una vez a la semana, apagar las luces que no se están utilizando, calibrar a la temperatura necesaria el refrigerador y evitar abrirlo excesivamente. No olvide que los artefactos que producen calor consumen más electricidad.

Al fin de cuentas, la preservación de nuestros recursos naturales, el ahorro de energía y el cuidado del medio ambiente son una responsabilidad compartida por todos. Ahora, debemos preguntarnos: ¿Qué estamos haciendo como ciudadanos responsables?

Usted decide. Reflexione y hágalo junto a los miembros de su hogar.

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame