Contenido principal

Contratos de adhesión

Son aquellos contratos que están predefinidos por el proveedor y donde el consumidor debe adherir o aceptar con su firma lo propuesto, sin posibilidad de modificar este contrato.

25 de septiembre de 2003

Tenga Presente

  • Un contrato de adhesión, siempre debe estar firmado por ambas partes, para que sea válido.
  • Son abusivos los contratos que incrementen el precio por servicios y manifiesten recargos sin conocimiento de las partes. (Un simple reajuste no es un incremento).
  • Un contrato debe estar escrito y redactado de modo legible y en castellano. Salvo aquellas palabras de otro idioma, que nuestro país haya incorporado al uso léxico; ejemplo: leasing habitacional.
  • Si el contrato está redactado y escrito en otro idioma, éste debe estar aceptado por el consumidor expresamente, mediante su firma en un documento que lo indique, anexo al contrato.
  • Ambas partes deben quedarse con una copia del contrato firmado y acordado. Y exigir una copia antes de firmar el contrato, para que pueda ser leído sin presiones.
  • Ningún contrato puede quedar con espacios en blanco, ya que pueden ser llenados y utilizados para desmedro del consumidor.
  • Al firmar un contrato, siempre debe fijarse en la denominada "letra chica". Si su tamaño impide su lectura no debe firmar. La ley exige que pueda leerse adecuadamente.
  • El Juez de Policía Local determinará si una cláusula de un contrato de adhesión es abusiva. Si esto ocurre, esta cláusula no producirá efecto alguno.
  • Siempre debe leer los contratos, nunca firme antes de comprender cuáles serán sus derechos y obligaciones.

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame