Contenido principal

Recomendaciones sanitarias

– Los cambios de temperatura, altitud o alimentación que implican los viajes, nos dejan más expuestos a contraer dolencias. – Es recomendable una visita previa a su médico, sobre todo si sigue algún tratamiento. Pídale […]

06 de enero de 2003

- Los cambios de temperatura, altitud o alimentación que implican los viajes, nos dejan más expuestos a contraer dolencias.

- Es recomendable una visita previa a su médico, sobre todo si sigue algún tratamiento. Pídale que le haga un informe sobre su enfermedad y le recete en cantidad suficiente para el tiempo en que estará afuera. Si viaja solo, el informe debe incluir nombre y número telefónico de alguien a quien avisar en caso de emergencia, así como las medicinas prescritas (en nombre genérico) con sus respectivas dosis y horarios, alergias e inmunizaciones.

- Prepare un botiquín de primeros auxilios, nunca están de más. Uno básico debe constar de: vendas, cinta adhesiva, ungüento antibacterial para la piel, repelente contar insectos, alcohol o agua oxigenada, povidona yodada, termómetro, analgésicos, antiácidos, laxante suave, antiinflamatorio, antihistamínico y cualquier medicamento recomendado por su doctor para el tratamiento de diarreas. Empaque los medicamentos, anteojos y lentes de contacto en su equipaje de mano. Mantenga las medicinas en sus recipientes originales, con las etiquetas originales y lejos del alcance de los niños.

- Infórmese sobre la cobertura de su seguro médico y tenga a mano los teléfonos y direcciones que podría necesitar en caso de emergencia. En el extranjero, algunas Isapres ofrecen cobertura: infórmese sobre su modo de operación. Si contrata con una agencia de viajes, infórmese si incluye algún seguro médico; de lo contrario, pídalo: un poco más de dinero puede evitarle una deuda millonaria, y en dólares!

- Siga las recomendaciones para combatir el virus hanta, la picada de arañas y otros insectos. Cuide su higiene, la de su familia y su entorno: lave y desinfecte los alimentos que consuma, en especial, si son crudos.

- Si viaja fuera de Chile, infórmese sobre enfermedades endémicas y vacunas recomendadas.

- Elija ropa y calzado adecuados. Puede haber grandes diferencias de temperatura entre el día y la noche a cualquier altitud, así como en locales climatizados y la temperatura ambiente. El contraste de temperaturas aumenta la predisposición a los resfriados.

- Sacuda las sábanas y mantas antes de acostarse, así como la ropa antes de vestirse: son lugares muy cómodos para todo tipo de insectos.

- Si se dedica a la actividad física, considere el exceso de calor y humedad. Puede caer en estado de extenuación y/o deshidratación. En estos casos, se recomienda tomar té y bebidas ricas en sales, como jugos de fruta, caldo de verduras o legumbre.

- Aunque no se vea ni lo sienta, el sol es sumamente peligroso para la piel, puede provocarle graves insolaciones y quemaduras. Tome el sol en forma progresiva, evite las horas de luz más fuerte, entre las 11 y las 16 horas, protéjase con cremas solares, use sombrero y anteojos de sol.

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame