Contenido principal

Atención con la seguridad

Los flotadores suelen ser usados con la confianza de que los niños evitan el riesgo de ahogo. Pero puede ser fatal olvidar que se trata de juguetes y no de elementos de seguridad.

23 de enero de 2008

Los flotadores suelen ser usados con la confianza de que los niños evitan el riesgo de ahogo. Pero puede ser fatal olvidar que se trata de juguetes y no de elementos de seguridad.

  • El reglamento de juguetes establece que los juguetes ideados para transportar o soportar a un niño por el agua deben fabricarse de forma que se reduzcan al mínimo los riesgos de hundimiento del juguete y de pérdida de apoyo o estabilidad para el niño.
  • No es juguete ningún material auxiliar para flotación que se utilice en aguas de más de 30 cm. de profundidad, tales como flotadores para ser usados en brazos ("alitas") y chalecos salvavidas.
  • Esto obliga a los padres y adultos en general, a estar muy atentos cuando compran y acompañan a los menores a nadar en lagos, mares, ríos o piscinas, principalmente porque dichos productos no son elementos de seguridad, que por si solos reduzcan los riesgos de ahogo.
  • Tome en cuenta que un niño puede ahogarse en profundidades de menos de diez centímetros y el uso de flotadores no evita estos accidentes. Es más, en algunos casos, incluso impiden la flotación de la cabeza si se voltean, como los flotadores tipo silla que tienen espacio para que los niños introduzcan las piernas. Asimismo, los flotadores pueden pincharse fácilmente y hasta desinflarse con el sol.
  • Por otra parte, el Reglamento General de Deportes Náuticos distingue tres tipos de salvavidas que se exigen para ser usados en embarcaciones y deben aprobados por la Dirección General de Territorio Marítimo. Se dividen en aquellos aptos para ser usados en mar abierto; para ser usados en sectores cercanos a la costa y aquellos para embarcaciones menores destinados a ser usados en aguas calmas donde existe certeza de un rescate rápido.

Para comprar y usar

  • Siempre compre productos en el comercio establecido para poder ejercer sus derechos y no arriesgar a su familia.
  • Busque y lea los etiquetados. Estos deben estar escritos en castellano y señalar la edad recomendada por el fabricante para un buen uso de estos productos. Esto permite además precaver que el flotador sea capaz de soportar el peso del menor.
  • Tenga en cuenta que "no es un dispositivo de seguridad". Por lo tanto su uso debe ser SIEMPRE vigilado por un adulto EN TODO MOMENTO. Jamás deje solo al menor en el agua o cerca de ella aunque porte uno de estos juguetes.
  • Lea las instrucciones ya que en ellas aparecen por ejemplo recomendaciones de almacenamiento, uso de válvulas de seguridad, elementos adicionales incluidos (parches de reparaciones), entre otros.
  • Conserve el envase como referencia.
  • Utilice en aguas donde el niño o niña toque fondo.

Links Relacionados:http://www.directemar.cl

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame