Contenido principal

Uso de tampones: Informarse es la clave

En Internet, han circulado cadenas de mails que advierten sobre los peligros de usar tampones. Sernac aconseja informarse y luego tomar una decisión respecto de estas noticias.

29 de julio de 2002

En Internet, han circulado cadenas de mails que advierten sobre los peligros de usar tampones. Sernac aconseja informarse y luego tomar una decisión respecto de estas noticias.

Supuestos peligros

Tres son los "supuestos" componentes de los tampones que están en juicio. El asbesto, la dioxina y las fibras de rayón.

El asbesto, sería el culpable del excesivo sangramiento en mujeres que usan este producto, trayendo como consecuencia (benéfica para las empresas) mayor compra del mismo.
Las dioxinas, sustancias usadas para el blanqueo de productos, al estar expuestas a altas temperaturas y a procesos químicos, desprenderían diversos componentes que absorbidos por el cuerpo producirían mutaciones a células y cáncer al útero.
Las fibras de rayón, (asociadas al Síndrome de Shock Tóxico) teniendo como principal función la mayor absorción del flujo sanguíneo, serían un excelente caldo de cultivo para las bacterias. Éstas rápidamente podrían proliferar y desencadenar el síndrome de shock tóxico, con graves consecuencia para la salud, como insuficiencia renal hepática, fiebre alta, dolor de cabeza, náuseas y mareos.

¿Qué dicen los investigadores?

La FDA ( Food and Drug Aadministration), institución norteamericana, encargada de velar por la seguridad de los productos, ha descartado que estos peligros sean efectivos.
Desde los '80, el organismo procedió a establecer requisitos en cuanto a los materiales de fabricación del tampón y a su absorbencia. Vía Internet, la FDA ha difundido una aclaración a los rumores aparecidos por el mismo medio, señalando que la evidencia científica disponible permite concluir que los tampones que se venden actualmente no contienen asbesto y que no se han encontrado en ellos niveles detectables de dioxina.
En cuanto a las preocupaciones sobre el uso de rayón, que podría causar el Síndrome de Shock Tóxico, indica que un hipotético riesgo - no mayor que el representado por el algodón - podría deberse al uso de tampones de muy alta absorbencia. Por tal motivo, la FDA estableció como normativa a los fabricantes que debían informar en los envases de los tampones su absorbencia, en términos de "junior", "regular", "super" y "super plus".
La FDA asegura que estos productos pasan por estrictas normas de seguridad, en su proceso de fabricación y en Chile sólo se comercializan tampones norteamericanos.

Informarse es la clave

Sernac ha recibido innumerables observaciones respecto del tema.
No son menos los consumidores y las autoridades que, alarmados por los mails recibidos o por informaciones aparecidas en los medios de comunicación, han consultado a los especialistas del Servicio respecto de la veracidad de esta noticia.
Para Sernac, un buen referente es la información enviada por la FDA. Su seriedad, y cuantiosa investigación respecto de la seguridad de los productos de consumo, avalan sus resultados.
Sernac le recomienda que ante cualquier duda recurra a su médico de confianza o consulte fuentes de información reconocidas, como las páginas web que a continuación le recomendamos (en inglés).

Links Relacionados:http://www.fda.gov/opacom/catalog/ots_tss.html.http://www.fda.gov/fdac/features/2000/200_tss-html

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame