Contenido principal

Repactación de deudas

Un consumidor que se vea enfrentado a un problema financiero que pudiera afectar el pago oportuno de sus deudas, también puede solicitar la renegociación de las mismas.

10 de marzo de 2011

Un consumidor que se vea enfrentado a un problema financiero que pudiera afectar el pago oportuno de sus deudas, también puede solicitar la renegociación de las mismas.



¿Qué es la renegociación o repactación de una deuda?

  • Es un ofrecimiento voluntario de la empresa, para ayudar al deudor a cumplir con sus obligaciones (deudas) Para ello se ofrecen nuevas condiciones como: otros plazos, intereses y cuotas más pequeñas.
  • Un consumidor que se vea enfrentado a un problema financiero que pudiera afectar el pago oportuno de sus deudas, también puede solicitar la renegociación de las mismas.


¿Qué debo hacer para renegociar una deuda?

  • Antes de que le empiecen a llegar cuotas atrasadas, acérquese a la casa comercial, institución financiera o supermercado a los que les debe, y renegocie. Converse sobre la posibilidad de aumentar los plazos, bajando el monto la cuota, de modo que le facilite su pago.
  • La renegociación es un acuerdo entre la empresa y su cliente moroso en donde no sólo se beneficia el deudor con un plazo más largo para pagar, sino también el propio acreedor que evita tener que interponer acciones legales de cobro.
  • La empresa debe respetar lo acordado con el consumidor como los nuevos plazos, números de cuotas, intereses etc.


¿Qué aspectos debo considerar antes de renegociar?

  • La repactación encarece la deuda por los intereses, gastos de cobranza y mayor plazo. No obstante, los consumidores que aceptan una reprogramación de su deuda tienen derecho a que no se les cobre intereses por sobre la Tasa de Interés Máxima Convencional ni los gastos de cobranza superen los topes establecidos en la ley.
  • Al repactar se genera una nueva obligación, por lo que no tiene sentido que la deuda se mantenga publicada en los registros de morosidad a menos que el consumidor no cumpla con sus pagos.
  • Aunque un proveedor encargue a una empresa de cobranza las acciones de reprogramación de deudas, sigue siendo responsable por los eventuales incumplimientos de lo acordado.


¿Cuándo conviene renegociar una deuda?

  • La renegociación de sus deudas conviene cuando los costos totales de esta nueva deuda son menores a los que regían cuando obtuvo el o los créditos originales o bien cuando el hecho de renegociar permita mayor comodidad para cumplir con sus obligaciones mes a mes según su presupuesto familiar.


¿Cuándo conviene renegociar un crédito hipotecario?

  • La renegociación de deudas hipotecarias es más recomendable para las personas que hayan contraído este compromiso hace uno o dos años.
  • Hay que fijarse en el valor de las comisiones, porque las tasas pueden ser más bajas, pero las comisiones pueden ser tan altas que la renegociación no vale la pena.
  • Para renegociar una deuda hipotecaria se puede optar por reducir el plazo de la deuda o rebajar la cuota del dividendo.

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame