Contenido principal

Seguridad en los pasillos

Sus derechos como consumidor no se aplican sólo al consumo de productos y servicios, sino que a todo lo que involucra el ejercicio de compra.

25 de agosto de 2010

Sus derechos como consumidor no se aplican sólo al consumo de productos y servicios, sino que a todo lo que involucra el ejercicio de compra.

Desde que usted ingresa a un local, supermercado o estacionamiento, por ejemplo, hasta que se va del lugar, es obligación de la empresa entregarle condiciones de seguridad para que haga una compra informada y segura.

Estos son algunos ejemplos prácticos en sus compras del supermercado

  • La empresa debe preocuparse de que todos sus accesos (pasillos, ventanales, escaleras mecánicas, puertas automáticas) estén bien iluminados y mantenidos.
  • Si ve un letrero de advertencia de peligro, respetarlo. Al igual que cualquier letrero que le entregue información, para su seguridad.
  • En un supermercado o centro comercial es responsabilidad de la empresa cuidar que los productos estén bien ubicados, para que no se conviertan en un peligro para los consumidores que caminan por los pasillos.
  • Por ejemplo, los supermercados deben cuidar de no apilar los artículos de manera que puedan caerse encima de un consumidor, no impedir el paso a los clientes con cajas, carros de carga y otros.
  • No hacer el aseo mientras los consumidores compran y si esto es un requisito de matención, avisar mediante letreros, las zonas donde no se puede transitar (por seguridad).
  • Atención con los estacionamientos y accesos. Especialmente con el tránsito de vehículos, montacargas, entre otros.
  • Evite que sus hijos o niños que lo acompañan en las compras estén en situación de peligro, por ejemplo jugando en carros de supermercados, en escaleras mecánicas, abriendo y cerrando accesos automáticos (puertas).
  • No se suba a estantes o anaqueles para alcanzar un producto, solicite ayuda a un vendedor, puede caerse y provocar un accidente para usted y quienes lo rodean.
  • Cuidar especialmenete que ganchos de ropa no queden a una altura peligrosa, como cerca de los ojos. Igual que los bordes de los estantes, que no deben ser filosos, como para provocar algún accidente o corte.

    Si usted sufre un accidente al interior de un supermercado por la mala ubicación de un producto o si su auto sufre daños por el descuido de la empresa, le deben responder por el trabajo mal hecho. Los letreros que dicen " no nos hacemos responsables" no valen.

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame