Contenido principal

Tentadoras y falsas promesas

Casi todos hemos comprado más de alguna vez un “producto milagro”. Sabemos que la publicidad de estos productos promete demasiadas cosas buenas para ser verdad, pero ¿quien no se ha sentido tentado de comprar alguno de est

11 de mayo de 2010

Casi todos hemos comprado más de alguna vez un "producto milagro". Sabemos que la publicidad de estos productos promete demasiadas cosas buenas para ser verdad, pero ¿quien no se ha sentido tentado de comprar alguno de est

Una característica de los "productos milagro" es el uso ilimitado de publicidad que suele ser muy alejada de la realidad con "promesas demasiado buenas para ser verdad". Por ejemplo, los productos que prometen bajas de peso sin ningún esfuerzo físico, olvidando a los especialistas en nutrición que recomiendan ejercicios diarios y una dieta balanceada.

Publicidad engañosa

  • Es su derecho como consumidor que la publicidad no lo induzca a engaño y que lo que anuncia o promete se cumpla y sea posible de comprobar.
  • Por eso, si el producto adquirido no cumple con los atributos descritos es su derecho reclamar directamente ante el vendedor donde realizó la compra. Si no obtiene respuesta o ésta es insatisfactoria, puede recurrir al SERNAC para buscar una solución extrajudicial o acudir directamente al Juzgado de Policía Local.
  • En los casos de publicidad engañosa, la Ley faculta al juez para que incluso disponga la suspensión de las emisiones publicitarias cuando la gravedad de los hechos y los antecedentes acompañados así lo ameritan.
  • Recuerde que si las compras las hizo a distancia (teléfono, internet, catálogos, etc.) tiene un plazo de 10 días para retractarse a menos que el proveedor haya dispuesto expresamente lo contrario. Para ejercer este derecho es necesario restituir en buen estado el embalaje y los elementos originales del producto.

Principales responsables

  • Las empresas deben ser responsables con la venta de los productos. Cualquier incumplimiento en las promesas publicitarias o falsos atributos en los productos provocan decepción en los consumidores quienes pueden castigar dejando de comprar a los proveedores que no respetan sus derechos.
  • Las empresas deben también ser responsables con la elaboración de estos productos milagro. Muchos "adelgazantes naturales", por ejemplo, constituyen un riesgo para los consumidores al no considerar el peso corporal, hábitos de consumo alimentario, ingesta de medicamentos y estado de salud de los consumidores.
  • No obstante, también es responsabilidad del consumidor evaluar críticamente la publicidad, leer el rotulado de los productos y no tentarse con promesas que parecen demasiado increíbles para ser verdad. Así como es un derecho la seguridad y la protección de su salud, también es un deber ser responsable en sus actos de consumo.

Consejos

  • Siempre lea y siga las instrucciones de uso y advertencias del producto, especialmente si se trata de adelgazantes que se deban ingerir. Cualquier irregularidad en el registro o autorización de venta debe ser denunciada al Instituto de Salud Pública, ISP.
  • En caso de que se trate de algún producto de la medicina "natural", lea cuidadosamente el etiquetado, los contenidos y las dosis respectivas. Podría tener un ingrediente contraindicado para personas con hipertensión, enfermedades cardiovasculares, diabetes, etc.
  • Es su derecho que la información que se consigne en los productos o en su publicidad sea susceptible de comprobación y no lo induzca a engaño.
  • El proveedor debe informar de cualquier potencial riesgo y entregar las indicaciones necesarias para su empleo.
  • El ISP es el encargado de fiscalizar en esta materia o acuda al SERNAC si se está cometiendo una posible infracción a los derechos de los consumidores, por ejemplo, en materia de publicidad o derecho a retracto.

Qué caracteriza a este tipo de publicidad

  • Presenta testimonios de supuestos profesionales que tratan de explicar las propiedades del producto.
  • Confunde y desorienta al consumidor que no puede distinguir entre publicidad y noticia científica.
  • Asegura que sus productos no causan efectos secundarios.
  • Ofrece imágenes de personas antes y después de probar sus productos y que son difíciles de comparar y sobre todo, de comprobar.
  • Presenta mensajes que apelan a la autoestima.
  • En muchos casos no se identifica el domicilio comercial de la empresa.

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame