Contenido principal

Máquinas Expendedoras:¡DEVUELVAN LAS MONEDAS!

Hace más de una década que en el mercado chileno han irrumpido con gran éxito las famosas máquinas expendedoras. De bebidas gaseosas, café, dulces, peluches, agua, libros, entre otros.

29 de enero de 2004

Hace más de una década que en el mercado chileno han irrumpido con gran éxito las famosas máquinas expendedoras. De bebidas gaseosas, café, dulces, peluches, agua, libros, entre otros.

Y hace más de una década también que los consumidores sufrimos con la pérdida de monedas en ellas.

Este tema, no es menor si agregamos los teléfonos públicos, los juegos mecánicos (ubicados en malls y supermercados) y últimamente los cobradores de la locomoción colectiva.

Son miles las monedas que quedan atrapadas en estas máquinas ante la incógnita de los consumidores, que resignados o acostumbrados a este desagradable escenario no saben qué hacer.

Por ello indagamos en el procedimiento a seguir en estos casos y cómo puede ejercer sus derechos.

Juegos Electrónicos

Si una moneda queda atrapada en uno de estos juguetes, lo correcto es llamar al administrador de local (supermercado o mall), que debe tomar sus datos para efectos de que el proveedor de las máquinas haga devolución del dinero.

Sin embargo, suele ocurrir que no hay nadie más que un guardia (en los malls) y ellos no poseen información suficiente.

Y los supermercados, dan como respuesta que ellos sólo arriendan el espacio, que es una empresa externa, entre otras disculpas y recomiendan llamar al número que aparece en los juegos.

Diferente suerte tenemos en los pequeños negocios que sí devuelven el dinero de inmediato, ya que ellos ven lo que ocurre. Llaman a su proveedor y le informan sobre la falla de la máquina y recuperan el dinero.

Expendedoras de dulces y bebestibles

Todas ellas, según lo averiguado poseen un número 800 (gratuito) para reclamos del consumidor. Estos números se encuentran adheridos a sus máquinas, a los cuales se puede llamar desde cualquier teléfono.

Al comunicarnos contesta una ejecutiva de clientes que toma los datos del consumidor afectado, el producto solicitado, el lugar donde se ubica la máquina y el dinero perdido. Incluso dan un número de reclamo para seguir el caso.

Luego, prometen el envío de un técnico (2 horas máximo) que corrobora la información y da cuenta a la empresa para la devolución (vía correo certificado) del dinero (en algunos casos) y/o frecuentemente de productos de la compañía, a modo de atención por el mal rato.

Teléfonos públicos

En el caso de los teléfonos públicos, cada compañía es la responsable de la mantención de sus artefactos. Responsabilidad que también poseen ante los consumidores afectados por la pérdida de monedas.

Pero aseguran, como nos cuenta una ejecutiva de una conocida compañía, que la pérdida de dinero frecuentemente no es por un problema de fallas en los teléfonos, sino de bandas organizadas que roban monedas y tienen montado un sistema de recaudación.

Es por ello es que la mayoría de las compañías fomenta el uso de tarjetas de llamados, cuya finalidad es dar una mejor atención al consumidor y evitar estos inconvenientes.

De todas formas y ante cualquier duda, nos recomendaron llamar a un número denuncia (adherido a los teléfonos). Lo hicimos y su respuesta fue ""sólo vemos la parte técnica, porque no estamos facultados para devolver el dinero". Tanto en este caso, como en el de las máquinas expendedoras al llamar nos prometieron solución.

Lo cierto es que al cierre de esta edición aún no obtuvimos respuesta.

Ojalá usted tenga más suerte.

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame