Contenido principal

Cómo congelar

Conservación fresca y sana de los alimentos que consumimos.

20 de septiembre de 2006

Conservación fresca y sana de los alimentos que consumimos.

{foto1}La refrigeración es uno de los tratamientos de conservación más aplicado, tanto en el ámbito doméstico como en el industrial. Su principal ventaja es que no altera los alimentos e impide o baja la actividad de los microorganismos patógenos, así como la degradación metabólica de éstos.

El acto de congelar consiste en aplicar a los alimentos temperaturas por debajo de los cero grados, de tal manera que parte de su agua se convierte en hielo. El principio de la conservación de este sistema es el mismo que el de la refrigeración, ya que cuanto más baja es la temperatura menos posibilidades hay de que se multipliquen los microorganismos, por lo que los alimentos apenas se alteran.

El tipo de alimento, nos indica el tiempo que durarará refrigerado. Por ejemplo, en el caso de los alimentos crudos refrigerados, los días de vida útil dependerán de la contaminación del producto. Si ésta es baja, y el alimento es de buena calidad, se conseguirán resultados óptimos. Cuando la materia prima es de mala calidad presenta una elevada contaminación. En el caso de los productos cocidos, la refrigeración va a permitir que su vida útil aumente y sus posibilidades de consumo se prolonguen.

Afortunadamente, los microorganismos patógenos no se encuentran de forma mayoritaria en los alimentos, más bien al contrario. La mayoría son incapaces de multiplicarse por debajo de ocho grados, aunque para asegurar su no multiplicación es más adecuado mantener los alimentos por debajo de los cuatro grados.

Las Estrellas de nuestro refrigerador

La capacidad congeladora de que disponemos en nuestros hogares la indica el número de estrellas de nuestro refrigerador. Cada estrella nos indica - seis grados centígrados. Admitiendo que la congelación ha de realizarse a temperaturas inferiores a 18 grados, para poder realizarla es preciso que el equipo tenga como mínimo tres estrellas.

Un equipo con dos estrellas (-12 grados) puede congelar. Podemos apreciar este hecho porque el agua se ha solidificado, permitiendo una mayor fluctuación de la temperatura, con las consiguientes pérdidas de calidad y posible incremento de los riesgos de seguridad alimentaria.

Si el equipo tiene tres estrellas, permite condiciones adecuadas para la conservación de alimentos que se han comprado congelados.

En cambio, si el congelador posee cuatro estrellas (es decir, que garantiza una temperatura de -24 grados) el mantenimiento de alimentos congelados será correcto, y se podrá congelar en casa de forma más lenta que en la industria, pero con resultados finales satisfactorios y sin riesgos de tipo sanitario.

Algunos cuidados que debemos tener para congelar nuestros propios productos son:

  • La cantidad de producto a congelar no debe sobrepasar el poder de congelación indicado por el refrigerador o congelador que poseamos.
  • El congelador debe estar ajustado a su temperatura más baja.
  • Los productos deben estar a temperatura ambiente o enfriarlos en el refrigerador antes de su congelación.
  • Los productos a congelar no deben estar en contacto con los productos ya congelados.
  • El congelamiento debe de ser rápido, no debe sobrepasar las 24 horas.

Links Relacionados:http://www.consumaseguridad.comhttp://www.mujeractual.com

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame