Contenido principal

La lista de compras

A continuación le entregamos una serie de recomendaciones, para la seguridad en su consumo, cuando agregue productos en el carro del supermercado.

25 de agosto de 2010

A continuación le entregamos una serie de recomendaciones, para la seguridad en su consumo, cuando agregue productos en el carro del supermercado.

Productos envasados

  • Revise los tarros de las conservas. Asegúrese que no estén oxidados, golpeados, hinchados o abollados, ya que en esas condiciones son peligrosos para la salud.
  • Las conservas contaminadas con toxinas son reconocibles porque las tapas metálicas se hinchan y los alimentos tienen un olor desagradable.
  • No compre aquellos productos contenidos en cajas deterioradas y mal selladas.
  • Fíjese que los cierres de las cajas estén herméticamente sellados.
  • Revise la fecha de vencimiento del producto.

Carnes envasadas

  • Preocúpese de ver la coloración del alimento, ya que una carne en buen estado debiera tener un tono rojo brillante y no más oscuro.
  • Fíjese en las condiciones en las que se comercializa (que los envases no estén rotos) y las condiciones de aseo e higiene tanto del establecimiento comercial como de los vendedores.

Las bandejas de carnes envasadas deben contener esta información:

  1. Nombre o razón social y domicilio del envasador.
  2. Fecha de envasado.
  3. Nombre del alimento.
  4. País de origen.
  5. Número y fecha de la resolución que autoriza a vender el producto.
  6. Fecha de vencimiento.
  7. Contenido neto.

Productos del mar

  • Si son mariscos frescos deben estar vivos. La manera de comprobarlo es al tacto ya que al tocarlos, las conchas deben cerrarse.
  • Ellos deben estar conservados en frío, en mesones con hielo al menos a 3° bajo cero. Para el caso de productos congelados envasados, estos deben estar a 18° bajo cero, en vitrinas de frío.
  • Los pescados y mariscos no deben tener mal olor.
  • Los pescados deben estar duros y no ceder a la presión del dedo. Su piel debe ser lisa, sin erosiones ni rasgaduras.
  • Si son pescados envasados fíjese que el envase esté herméticamente cerrado, sin abolladuras ni daños exteriores.

Artículos de aseo y limpieza

  • Verifique que estos productos estén sellados.
  • Sepárelos en bolsas o en gabinetes alejados de cualquier alimento.
  • Si compra detergente y cloro es recomendable que los ubique separados de los otros productos. Por ejemplo, en la parte inferior de un carro de supermercado o en la repisa independiente que traen estos carros.

Al consumir alimentos

  • Antes de consumirlos, fíjese en la fecha de vencimiento de todos los productos.
  • Siga las instrucciones contenidas en los envases o en las recetas de cada producto o alimento.
  • En el caso de alimentos frescos, como verduras, carnes y mariscos, es indispensable lavarlos muy bien antes de consumirlas o guardarlas en el refrigerador. Es importante respetar las temperaturas de almacenaje para que no se descompongan.
  • Fíjese que las conservas no estén abolladas.
  • En el caso de ingerir accidentalmente un producto de aseo o tóxico no administre líquidos ni leche al intoxicado.
  • Si la ingesta ha sido pequeña y tiene dudas de la toxicidad del producto llamar a la Autoridad Sanitaria y consulte inmediatamente con un médico.
  • Si son afectados los ojos no use colirios ni pomadas oculares. Lave los ojos con agua corriente durante 15 minutos y mantenga los párpados abiertos para que el agua arrastre los restos del producto. Acuda al médico y lleve el producto que ocasionó el accidente.

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Material educativo: Recomendaciones para ejercer sus derechos

Reclamar
LLámame