Contenido principal

El peligro oculto de los productos que funcionan con pilas de botón

¿Sabía Ud. que las baterías que tienen la forma y el tamaño de un pequeño botón representan un grave riesgo si son ingeridas? 

16 de junio de 2014

pilas botón

Si un niño o un adulto mayor se traga una de estas pilas, los químicos presentes en su estructura pueden generar graves lesiones internas e incluso la muerte.

¿En qué productos pueden encontrarse?

Este tipo de pilas están al interior de muchos dispositivos de alta presencia en el hogar, en su mayoría aparatos electrónicos que son parte normal de la vida diaria, como por ejemplo, los mini controles remoto. Sin embargo también pueden estar ocultos en una tarjeta musical de felicitaciones, relojes, pesas de baño, velas con llama artificial y audífonos.

Riesgos

El material que constituye las pilas de botón (mercurio, oxido de plata, litio es tóxico o muy corrosivo, al ingerirlas la saliva del niño activa una corriente eléctrica que puede quemar la garganta y esófago del niño en tan solo dos horas (las lesiones pueden ser desde erosiones hasta necrosis del tejido). No sólo existen los riesgos anteriores, sino que también el de las intoxicaciones por metales pesados, dado que existen productos de éste tipo que contienen hasta 30% en peso de mercurio.

El hecho de que los síntomas pueden ser en sus inicios muy inespecíficos, sumado a que en la mayoría de los casos la ingesta no fue presenciada, puede retrasar el diagnóstico, en consecuencia empeorar el pronóstico. Si vemos o sospechamos que el niño ha tragado una pila de botón debemos acudir de inmediato al servicio médico de Urgencias.

¿Sabía Usted?

  • En cosa de algunos segundos un niño pequeño puede tomar una pila de botón y metérsela a la boca.
  • Si una pila de botón queda atrapada en la garganta de un niño, éste puede continuar respirando sin que existan síntomas obvios de que algo anda mal.
  • Mientras no reciba atención de urgencia, no permita que coma o beba o intente inducir el vómito.
  • Desde que una pila de botón es ingerida, bastan menos de dos horas para que los químicos presentes en su estructura puedan generar quemaduras severas cuyo tratamiento requiere dolorosas y a veces múltiples cirugías.
  • Luego de que comienza la quemadura, el daño puede continuar incluso luego de que la pila es removida del cuerpo de la persona que la ingirió.
  • La revista Pediatrics analizó los casos relacionados a lo largo de 20 años, sumando un total de 8.648 ingestiones de baterías que se comunicaron a la línea nacional de información sobre la ingestión de baterías[1].

Las baterías que fueron ingeridas por niños menores de 6 años, provenían de las siguientes fuentes: fueron obtenidas directamente de un producto (61,8 %), estaban sueltas (29,8 %), o se obtuvieron del embalaje de la batería (8,2 %). De los niños que ingirieron la batería los casos más peligrosos se asocian a: la batería de litio de 20 mm, de ellos el 37.3 % era destinado a los controles a distancia1.

Según el mismo estudio el escenario de ingestión accidental más frecuente es confundir una pila botón con una pastilla (15,46%/1.337 casos)1

La seguridad de los niños está en manos de los adultos

Consejos fáciles para proteger a sus hijos de lesiones relacionadas con las baterías de botón:

  • Mantener fuera del alcance de los niños las pilas de botón y los objetos que las contienen.
  • No dejar ninguna pila de botón, incluyendo las usadas y reciclables, sueltas en cualquier superficie.
  • Sólo los adultos deben instalar y manipular las baterías o pilas en los productos que las contienen. No permita que un niño manipule un dispositivo que use pilas.
  • Tratándose de juguetes a pila, asegúrese de que los niños pequeños no puedan abrir el compartimiento donde éstas se alojen y, en caso de que esté estropeada o rota refuerce la zona para que el niño no pueda acceder a ellas.
  • Jamás permita que los niños lleven a su cama juguetes que funcionan con baterías, e instruya de ello a todos los adultos que lo cuidan. No permita que los niños jueguen con pilas de botón, ni con ningún otro tipo de pilas.
  • Preocúpese de mantener lejos de los niños los productos que funcionan con pilas de botón (llaveros, mini controles remoto, tarjetas musicales, audífonos, etc). Salvo que los compartimientos donde van las pilas tengan un tornillo para asegurar su cierre e impedir el acceso sin instrumentos.
  • Busque en su casa o lugar de cuidado de niños, y en cualquier lugar donde deje a su hijo, los aparatos que pueden contener pilas de botón, así como pilas sueltas y tome medidas de seguridad como mantenerlos en alto o en sitios con cerraduras de seguridad para niños.
  • Si vio o sospecha que un niño o adulto mayor se tragó una batería de botón llévelo de inmediato a un centro de atención de urgencias.
  • Informe a los médicos y enfermeras del centro al que acuda, que se tragó o pudo haber tragado una pila. Si es posible, infórmeles también el número de identificación que se encuentra en el paquete de la batería.
  • Mientras no reciba atención de urgencia, no permita que coma o beba, y no intente inducir el vómito.
  • Comparta esta información vital con los cuidadores, amigos, familiares y cuidadores.

[1] Revista en línea producida y presentada por "High Wire Press Stanford University", que es una División de la biblioteca de la universidad que produce publicaciones del tipo "revisión por pares" de la Academia Americana de Pediatría. Link:http://pediatrics.aappublications.org/content/125/6/1178.full.pdf+html?sid=018370be-c0d5-46fa-8b07-3e24cadbc17b

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Mercados: Ferreterias

Seguridad de productos: Consejos de seguridad

Reclamar
LLámame