Contenido principal

Consejos para prevenir incendios y quemaduras

Gran impacto han tenido las muertes de niños y de adultos mayores como consecuencia de incendios en sus domicilios. Lamentablemente estas no son situaciones aisladas.

05 de septiembre de 2013

quemaduras

Con frecuencia, problemas eléctricos derivados de sobrecarga en las instalaciones eléctricas, cables defectuosos, material aislado deficientemente, interruptores defectuosos y el mal empleo de los aparatos eléctricos provocan incendios o quemaduras.

Por ello, en las casas antiguas se debe revisar la instalación eléctrica ya que los aparatos eléctricos modernos demandan mayor carga de corriente, recargan el circuito y hacen que se sobrecaliente. Para la prevención de accidentes por esta situación, se aconseja la instalación de un interruptor automático de circuito.

Antecedentes en Chile, señalan que las quemaduras son la cuarta causa de muerte accidental entre los niños mayores de 1 año, provocan gran sufrimiento para los afectados y un enorme impacto personal, social y económico para las víctimas y sus familias.

Las quemaduras afectan más frecuentemente a los lactantes mayores y preescolares de ambos sexos, ocurren de preferencia en el hogar, durante los meses de invierno y en regiones de clima frío.

Se originan principalmente por agua o vapor calientes, contacto con estufas (braseros), u otros objetos calientes, por manipulación de equipos eléctricos y en incendios, causados por cigarrillos encendidos, juegos con fósforos y fallas en sistema eléctrico entre otros.

Las lesiones por líquidos calientes son más frecuentes en niños menores de 4 años, sufren quemaduras más profundas, y afectan una mayor proporción de superficie corporal que el adulto, en contacto con similar cantidad de energía térmica.

Las quemaduras también se pueden producir por la ingestión de líquidos o sólidos a temperatura inadecuada y por ingestión de sustancias tóxicas (detergentes, cloro, soda cáustica, etc.).

En la prevención de incendios y quemaduras, se deben tomar medidas básicas tales como:

  • Guardar alejados de fuentes de calor e ignición (calefactores, chimeneas, hornos, estufas y equipos eléctricos) los artículos de fácil combustión como papel, trapos, hojas secas y leña.
  • Nunca se deben dejar trapos impregnados de elementos combustibles al alcance de niños ni en lugares cercanos a fuentes de calor ( por ejemplo traperos con parafina o paños que se han usado para encerar )
  • Los líquidos inflamables (gasolina, petróleo, pintura, etc.) se deben almacenar preferiblemente en la parte exterior de la casa, lejos de las llamas o de algo caliente ya que sus gases con frecuencia son inflamables.
  • Nunca se deberán usar estos líquidos para prender fuego en el interior de la casa.
  • Si en la casa hay alguien que fuma, debe asegurarse siempre que las colillas hayan sido bien apagadas, vaciar los ceniceros con regularidad y no fumar en la cama
  • Los niños deben aprender a temprana edad que tienen que estar prudentemente alejados de los calefactores y del fuego. Las estufas y radiadores deben estar protegidos, de manera que el niño no pueda tocarlos. Los adultos deben dar el ejemplo en esto y protegerse a sí mismos, evitando el contacto directo con ellos.
  • Colocar el computador, el televisor, el equipo de música y demás electrodomésticos bien adosados a la pared, de manera que un niño no pueda tocar la zona trasera de estos aparatos, que es donde suelen estar las conexiones.
  • No situar objetos calientes (planchas, estufas eléctricas, lámparas, hornos, tostadores de pan, etc.), en lugares accesibles a los niños o no protegidos adecuadamente.
  • Apagar y desenchufar todos los electrodomésticos que no estén siendo utilizandos.
  • Poner tapa-enchufes cubriendo todos los enchufes y no dejar cables al alcance de los niños.
  • Evitar siempre el binomio electricidad + agua. No manipular ni utilizar electrodomésticos cerca de tina de baño, lavaderos, lavaplatos, ni piscinas.
  • Si deja el automóvil al sol, tener la preocupación de cubrir la silla de transporte del niño para evitar que cuando lo ponga en ese lugar el niño se queme, especialmente por las partes metálicas que han quedado expuestas y pueden estar calientes.
  • Si pasea bajo un sol intenso cubra la cabeza a su hijo con un sombrero para evitar insolaciones, y no se olvide de aplicarle un buen protector solar sobre las zonas descubiertas de su piel.

En la manipulación de agua y alimentos calientes:

  • No circular por la casa con líquidos calientes (café, té y otros), porque su hijo le podría empujar sin querer y caerle encima el líquido caliente.
  • Evitar el acceso de los niños al mantel o a la mesa sobre la cual hay comida o líquidos calientes.
  • Evitar tomar a un niño en brazos cuando se está tomando un líquido o comida caliente.
  • Debe tener especial preocupación al calentar la mamadera o comida del niño en el "microondas" porque el calentamiento que produce es irregular y puede tener zonas mucho más calientes que otras, quemándole la boca o la lengua.
  • Revolver y probar los alimentos antes de dárselo a un niño.

Precauciones en la cocina

  • En la cocina no deben entrar los niños porque es una habitación especialmente peligrosa. De todas formas, tenga la costumbre de usar siempre los fuegos más próximos a la pared, y no dejar que los mangos de las sartenes y demás utensilios de cocina sobresalgan de la cocina, pues en un descuido un niño puede tomarlos y quemarse con agua, aceite, alimentos u otro producto caliente.
  • Procurar que cocinas y hervidores eléctricos, se encuentren fuera del alcance de los niños, y que su diseño y manipulación asegure evitar el contacto o derrame de líquidos calientes sobre ellos.
  • Es esencial que tostadoras, picadoras, licuadoras, etc. no queden al alcance de los niños y menos aún estando enchufados.
  • Evitar las salpicaduras, usando tapas mientras se cocinan los alimentos.
  • Situar los objetos calientes o con llama viva fuera del alcance de los niños.
  • Colocar protecciones alrededor de aquellos objetos que se encuentran calientes y que resultan accesibles.
  • Seleccionar y utilizar objetos provistos de elementos de agarre aislante (mangos, asas, etc.), en buen estado.
  • Utilizar guantes o toma ollas aislantes para mover objetos calientes o manipular dentro de un horno encendido.

Precauciones en el baño

  • Al bañar a su hijo vigile que la temperatura del agua sea la adecuada, para ello basta con meter el dorso de la mano en el agua y comprobar que está con la temperatura deseada.
  • Acostumbrarse a llenar la tina de baño mezclando el agua caliente con la fría pues de lo contrario su hijo podría meter la mano en el chorro de agua caliente y quemarse.
  • Se sugiere que idealmente se debiera echar primero agua fría a la tina de baño y luego templar con agua caliente. Adicionalmente, es buena alternativa usar termómetro de agua en la tina.

Medidas de atenuación del daño:

  • En la eventualidad de ser afectado por una quemadura, se debe aplicar en forma inmediata y profusamente agua sobre las superficies cutáneas afectadas.

Referencias :

Archivos para descargar

Dirección externa

Tags

Mercados: Venta de leÑa y carbon

Seguridad de productos: Consejos de seguridad

Reclamar
LLámame