Gobierno de Chile


Fono del consumidor: 800 700 100

Tras mediación colectiva con el SERNAC: 14 clínicas eliminan de sus pagarés y mandatos cláusulas abusivas que perjudicaban a usuarios

AAA
>
  • Los centros de salud privados suprimieron disposiciones legales que obligaban a los usuarios a renunciar a sus derechos en caso de algún incumplimiento.
  • Además, tras la gestión del Servicio, las clínicas incorporaron nuevos estándares respecto de la información que se le debe entregar a las personas, entre ellas, el detalle de los cobros por los distintos procedimientos médicos.

Tras una mediación colectiva realizada por el SERNAC, 14 clínicas de todo el país aceptaron ajustar los pagarés y mandatos que deben firmar los usuarios al momento de solicitar alguna atención médica, eliminando una serie de cláusulas abusivas.

Este resultado se dio luego que el Servicio realizara un análisis jurídico de  documentación de las 14 instituciones de salud más reclamadas del país ante el SERNAC, detectando una serie de disposiciones que afectaban los derechos de los consumidores.

Entre ellas:

  • Falta de información, pues no se entregaba en detalle los diferentes gastos que los pacientes debían incurrir por los distintos procedimientos médicos, como tampoco los montos que debían pagar por temas administrativos, como son los costos notariales o impuestos.
  • No se indicaba claramente la responsabilidad del aval del paciente.
  • Cláusulas donde las instituciones se eximían anticipadamente de responsabilidad en caso de algún incumplimiento.
  • Normas donde los usuarios renunciaban anticipadamente a sus derechos a reclamar o a realizar denuncias ante la justicia.
  • Cláusulas que podrían implicar la vulneración de los datos personales de las personas, por cuanto las empresas no establecían qué información y en qué circunstancias la podían utilizar, entre otras disposiciones.

Mediación colectiva

Ante este escenario, el SERNAC inició entre agosto y octubre del año 2015 mediaciones colectivas con estas 14 clínicas que presentaban cláusulas abusivas en sus pagarés y mandatos.

El objetivo de esta gestión era que las instituciones eliminaran estas disposiciones que vulneraban los derechos de los pacientes y adecuaran sus contratos y documentación a los estándares que establece la Ley del Protección de los Derechos de los Consumidores.

Finalmente, tras meses de trabajo, las 14 clínicas aceptaron las indicaciones del Servicio.

Las clínicas participantes en esta mediación colectiva fueron:

  • Hospital Clínico Pontificia Universidad Católica de Chile
  • Hospital Clínico Universidad de Chile
  • Clínica Santa María
  • Clínica Antofagasta
  • Clínica Las Lilas
  • Clínica Alemana
  • Clínica Vespucio
  • Clínica Tabancura
  • Clínica Universidad de Concepción
  • Clínica Cordillera
  • Clínica Los Carrera
  • Clínica Avansalud
  • Clínica Ciudad del Mar
  • Clínica Las Condes

Hay que recordar además que el SERNAC, con anterioridad y en relación a este mismo análisis, también realizó gestiones con las clínicas Indisa, Bicentenario y Dávila, proceso que culminó exitosamente.

En paralelo, el Servicio trabajó el año pasado con Clínicas de Chile A.G., entidad gremial que asocia a un número importante de entidades privadas de salud, la que se comprometió a que sus asociados publicarían a partir de abril de este año en sus sitios web el detalle de sus aranceles, por ejemplo, el valor a cobrar si se atiende con FONASA, Isapre o particular; además de transparentar los recargos cuando las atenciones se realzan en horario inhábil, entre otros.

El Director Nacional del SERNAC, Ernesto Muñoz, valoró el resultado de este trabajo y la disposición mostrada por los establecimientos de salud de acoger el llamado y ajustar sus contratos, pues implica que los usuarios a partir de ahora contarán con condiciones más equitativas y justas.

La autoridad señaló que espera que este nuevo estándar se replique en el resto de las instituciones privadas de salud del país, no descartando nuevas gestiones colectivas con otras clínicas a futuro.

Muñoz agregó que este caso se suma a los resultados conseguidos recientemente por el SERNAC con las universidades, lo que implica que las instituciones están entendiendo que contar con contratos que se ajusten a lo que establece la Ley del Consumidor beneficiará la relación con sus usuarios y también permitirá construir mercados más transparentes.

En este sentido,  la autoridad destacó que dentro de los objetivos del SERNAC está el seguir buscando mejorar los estándares de los diversos mercados, previniendo los abusos y malas prácticas, donde los principales afectados son los consumidores.