Gobierno de Chile


Fono del consumidor: 800 700 100

Serie: “Canal 72”

AAA
>

Sección: Educación para el Consumo

La serie de dibujos animados Canal 72 es protagonizada por dos amigos: Octavio y Milena, quienes junto a su mascota y la abuela, deben realizar las distintas tareas que les encarga la profesora y que graban en un estudio de televisión artesanal.

En 5 capítulos de unos cinco minutos cada uno, los personajes abordan diferentes temáticas de consumo que se incluyen en las materias de Lenguaje y Comunicación de tercero y cuarto año de enseñanza básica en Chile.

Así, aprenden contenidos tan variados como qué hacer cuando un producto sale malo o a ser críticos respecto a la publicidad.

 

Revisa otros Videos Educativos:

 

Capítulos Serie “Canal 72”

 

Capítulo 1: Tres por tres

En este capítulo vemos a Octavio muy entusiasmado con la compra de unos lentes que le permitirán ver en 3D. En el momento de mostrárselos a Milena, se le echan a perder.

Capítulo 2: Combo maratónico

En este capítulo Octavio decide correr una maratón, para lo cual está entrenando acompañado de su mascota. Su mejor amiga Milena se ofrece a ayudarlo ya que ella misma es una premiada deportista.
Así, comienza a enseñarle formas de alimentación más sana que lo ayudarán a fortalecerse y ganar la carrera.

Capítulo 3: Hasta agotar stock

En este capítulo, Milena está desesperada comprando unos cereales para ganarse una promoción que anuncia un interesante premio. Para esto, hay que coleccionar un conjunto de figuritas. Los cereales se agotan y no pueden cumplir con el objetivo.

Capítulo 4: Disfraces por pocos pesos

En este capítulo, su profesora, la señorita Casandra, les ha pedido que se disfracen de algún personaje de un cuento, leyenda o cómics. Milena, a su vez, está muy interesada en juntar plata para comprase el CD de su grupo favorito, y la guarda en su alcancía de chanchito.

Capítulo 5: ¿Y por qué yo no?

En este capítulo, Octavio y Milena deben ir a su colegio para participar en la “feria de las pulgas”. Milena está muy entusiasmada, porque con la venta que pueda hacer se podrá comprar unos anteojos iguales a los de su “querida profesora, la señorita Casandra”.